jueves, 17 de febrero de 2011

¿A dónde bella Donna?

Si no estás nella foresta
la técnica es la vena
la sintáctica é nei fiore
y en los grafos tu bella donna.

En tu piel, labios y pezones
he versado al viento.
y todo lleva a eso que pienso,
en mi tienes ha una nuovo terra,
y un rio de asombro etéreo.

¿A dónde donna?
Si no te hallo, será con el arte,
exquisito como el membrillo
porque cerquita a donde me anclo
tu cintura con le mie mani
te enreda a un beso mío.

En tus palabras, cabello y palmas,
me cautiva tu verbo essere donna.
De cierto te digo, en el dintel de los días,
cuanto he querido amanecer con la vida.

¿A dónde bella donna?


PD:PO
Dejaré una mirada en la tarde,
para que te detengas
y formes el tibio final del día.

14 comentarios:

Ambrosía ignota dijo...

He estado de vacaciones y no, sí les contará todo lo he hecho, no me creerían, así que no cuento nada (sonrío). Amigos y amigas blogueros, el martes 22 de febrero regreso a mi querido hogar de paso, debo retomar el trabajo, estaré en Halland (E.G.R). Y aunque no tenga el mismo tiempo de antes, deseo intensamente llegar a sus queridos Blogs en los siguientes días.

Ahhhhhh! Y por supuesto tienen prohibido dejar de venir a visitarme –broma-.

Ciao, ses snart, hasta pronto, habientot, ya me están largando,,

Lau dijo...

Hermoso Alejso..!como siempre me encanta leerte... y que bueno q y estés de regreso ya te extrañaba... mmmm y claro q no dejare de pasar por aqui ok...

Susana Inés Nicolini dijo...

Bella poesía. Esto de la mezcla de idiomas me cae bien. Si... si, me gusta.:)
Espero que pases, alguna vez, a conocer mis blogs.
Un abrazo

Melody Paz dijo...

Holiss Alejso!!!
Espero que regreses renovado de tus vacaciones.
Ay que fastidio, yo también debo retornar al laboro, pero bueno...nos acompañaremos en el infortunio de la vida cruel jjjaa.
Disfruta estos últimos días, te envio un camión de sonrisas y fiesta!!
Y sigue escribiendo esos poemas hermosoooss para continúe volando a las estrellas.
Abrazitos sentados sobre la luna.

Ambrosía ignota dijo...

Lau
Mmmmmmmmmmmmmmm que rico tenerte acá querida amiga. Eres muy buena conmigo. Gracias por pasear en este espacio,. Hasta luego.

Ambrosía ignota dijo...

Susana

Eres bienvenida y asi que es tu primera vez por este espacio he,,, bien entonces no dejes de venir Sí? Y si me encantará llegar a tu blog, veremos que sorpresa tienes. Un abrazo!!

Ambrosía ignota dijo...

Melody

Mil gracias por estar acá. Tenemos buen tiempo de leernos y es maravillosa cada imagen que fluye entre las letras. Soy mejor comentando en tu blog je. Cuídate y por allá llego pronto, mejor ahorita.

Ambrosía ignota dijo...

Claudia Concha

Hasta mañana (Benedetti)

Voy a cerrar los ojos en voz baja,
Voy a meterme a tientas en el sueño.
En este instante el odio no trabaja
Para la muerte, que es su pobre dueño.
La voluntad suspende su latido
Y yo me siento lejos, tan pequeño,
Que a Dios invoco, pero no le pido
Nada, con tal de compartir apenas
Este universo que hemos conseguido
Por las malas y a veces por las buenas.
¿Por qué el mundo soñado no es el mismo
Que este mundo de muerte a manos llenas?
Mi pesadilla es siempre el optimismo:
Me duermo débil, sueño que soy fuerte,
Pero el futuro aguarda. Es un abismo.
No me lo digan cuando me despierte.

Ambrosía ignota dijo...

Donne molto più a lungo, mi manchi molto.

Ambrosía ignota dijo...

Cuentos


—¿Existen las hadas?
—No
—¿Entonces…?
—Sólo en tu imaginación.
La niña lloró.
—¿La magia? —balbuceó sin esperanza.
—Tampoco.
El rostro angelical en el espejo se esfumó. La niña supo que no iba a regresar.

De: José María Tamparillas

Ambrosía ignota dijo...

Grito en el hielo de Camilla Ceder:

Después de su separación, Seja empieza a recobrar países. la fortaleza y a sentirse libre en la nueva existencia que le ofrece su pequeña casa en el pueblo. Sin embargo, todo se trastorna una mañana de diciembre, cuando recibe la llamada de su vecino que, muy alterado, le cuenta que acaba de encontrar un cadáver destrozado... Los recuerdos acuden a Seja súbitamente: tiene que ver ese cadáver. Y de sus remembranzas veremos crecer una obsesión que ha de tener consecuencias no sólo para ella, sino también para la investigación policial y, en particular, para el comisario Christian Tell.

Ambrosía ignota dijo...

R. de La Roussell

¡Soy un Intento!

No soy un cuenta cuentos, no soy ni tu enfermedad ni tu medicamento, no soy espacio ni tiempo, no soy un pergamino ni palabras al viento; solo soy un intento.

Un intento suspendido a cada paso que doy, una duda postergada por la inquebrantable verdad o la hipócrita actuación; un intento que cada día se ahoga en la postergación, enfangándose en pretextos y con una convulsiva actitud que me causa retortijones en lo más profundo del corazón, todo esto a expensas de lo que dicte la razón.

Camino ambivalente entre la realidad y la ilusión desmoronándome a cada salto entre una y la otra, la primera me parece demasiado prosaica y la segunda me harta con su meliflua intención; en realidad ninguna me da confort, seguridad, ni protección.

Lo confieso, tengo al miedo como glóbulos entre la sangre y como polilla entre los huesos, hay algo que me carcome el alma y que a duras penas logro sobrellevar, entre el tin marin de don pingüe… pierdo la confianza, pierdo la fe; y es que ¡da pánico! pensar que en cualquier momento el cambio de mi condición se haga bajo el alegato de una seudodecisión.

La desconfianza inhibe mi locomoción por la senda del cambio y la transformación, haciéndose así un acérrimo enemigo más, bajo esta condición cualquier ingenuidad implícita es un pecado mortal. Mientras desconfíe nacerán de mí mil objeciones, nubarrones, una vida a priori en una naturaleza a posteriori, un apócope de mi voluntad.

El pasado me acosa con su letanía como maldición, se ha creado sus propios mandamientos estableciendo como regla fundamental que olvidarlo es un pecado mortal y que refutarlo es la prueba perfecta de haber sido un mentiroso y desinteresado rapaz.
Soy un intento de sencillez, un intento de pasión, un intento de amor, soy un moribundo mientras cargo con el miedo, la desconfianza y el pasado, soy la nada, un limbo que intenta superar su actual condición.

En contraposición, te juro que tengo un espíritu que refuta lo que hasta ahora soy, un espíritu libérrimo que grita:
¡Seré libre de esta maldita condición!

Ambrosía ignota dijo...

Calle 13

Ando sin reloj, no tengo calendario,
no creo en los modales, ni tampoco en diccionarios.

Buena!!!

Ambrosía ignota dijo...

Hace una hora murió mi abuelo y no podré estar con mi mamá.

ay! todas las cosas se vinieron encima.

después de tanto me haré más débil o más fuerte.