martes, 24 de diciembre de 2013

¡ Acércate !








XXXI

De vez en cuando —si eres de
las personas que se alejan de todos un poco—,  
has lo que la mayoría hace y 
los hace feliz.

© Alejso

martes, 3 de diciembre de 2013

Ambrosía, inicio de diciembre de 2013


    Carta XXX
« Es hermoso recordar que algunas etapas de la vida sigan intactas »


Me ausenté cinco meses de estas cartas y extrañaba reunirme en ellas, con cierto orden y coherencia. Esos espacios me han llegado a sorprender, porque sin intención han sido imágenes claras de lo que alguna vez deliberé. Cuando las leo o recuerdo las cartas, regreso al sitio donde me observé rodeado de memorias, positivas y negativas.

Reitero, el tiempo pareció esfumarse estos dos meses, pero conozco esa apariencia disimulada de las horas, los días y los minutos, porque me dejaron múltiples vivencias en lapsus pasivos de mi consciencia. Y conforme indago, concluyo que habrá más y según mi estado de ánimo, querré saber más o tal vez nada.

Últimamente, a propósito de vivencias, he pensado en mi hermana,  porque hace cuatro meses oficializó que se casaba Cuando nos informó, vino a mí, nuestra infancia, por ejemplo, cuando todos se iban de vacaciones en “semana santa” y nos quedábamos solos en casa. Aquello era triste, pero a la vez alegre, porque me he dado cuenta en esos “lapsus pasivos de consciencia” que así formamos la lealtad y aprendimos a  comunicarnos con códigos propios.

Cuando pienso en mi hermana, olvido tantas cosas, como los juegos con los amigos de casas vecinas. O cuando mi papá nos visitaba los fines de semana para llevarnos al cine o algún restaurant y poco recuerdo si mi mamá se quedaba triste o enojada por quedarse sola. Supongo la etapa de la niñez es egoísta sin sentirlo.

Nuestra infancia, como todas, está llena de muchas cosas. Siempre fui unido a mi familia, pero unos cuantos años no lo fui, creo que fue cuando entré a la Universidad. Fueron cinco años, donde no compartí con mi hermana. Ella siempre fue la mejor estudiante, la mejor hija, la única mujer entre tres varones que somos. Ella destacó en todo, fue el ejemplo.

Hace cinco años, creo, entre otras cosas, mi hermana aprendió a conducir auto, nadie pensaba que fuera aprender, pero insistía. Solía irme con ella para acompañarla a su trabajo y luego yo me iba a mi trabajo, aunque me quedará más lejos. Un día, no recuerdo el día exacto, salimos tarde para variar y tuve que dejarla a medio camino e irme, porque estaba sentenciado en el trabajo por llegar tarde reiteradamente. Lo gracioso de esa ocasión, fue que ella se fue en auto y yo en bus y yo quedé preocupado por ella, en lugar de ser al revés. De esa experiencia y de verse sin opción, mi hermana por fin tomó valor al conducir.

Aquí una vivencia con mi hna., hace meses.
Hay tantas vivencias que al menos estas dejo por escrito, solo hay una más. Mi hna., tiene una semana de casada y ayer nadie la esperaba en mi casa y llegó de sorpresa y mi mamá se emocionó tanto, que mi hermana y yo nos vimos y comprendimos, por milésima vez la bondad de mi mamá.

Sé que no regresará el día que mi papá me enseñó a decir gracias, no regresará el día que mi mamá en mi cumpleaños cocinó unos riquísimos ravioles, no regresarán los días cuando mi hermano vivía en la casa, no regresará el día donde mi hermana regresaba cada día a casa y contaba todo lo que le pasaba. No regresaran los días, ni el día en que conocí a Krauske, ni el beso que le robé. No, no regresará ni un día, pero doy todos los días de mi vida,  porque a alguien se le ocurra, cada semana, un pretexto para reunirnos  en un almuerzo familiar.

Me pareció hermoso recordar y saber que a pesar del tiempo y de que ya no compartimos una misma casa, seguimos intactos y unidos.

Atte.

Alejso


miércoles, 27 de noviembre de 2013

Semejanzas



Cuando te veo, me observo a mí 
y encuentro semejanzas. 
Incluso, cuando te escucho, 
de alguna manera entiendo, 
qué es lo que yo quisiera.



© Alejso

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Indicaciones para decir ‘la verdad’




Por supuesto, la verdad es solo suya. Como lo es, la Universidad “X”, que dicen, es la mejor de su país. Eso hasta cierto punto, porque en ella hay facultades, las facultades tiene diferentes cursos y en cada curso, cada uno se hace a un grupo y ese grupo se fracciona por ‘buenos y malos’ e intereses personales. La verdad es una maniobra de intereses, como la suya o la de otros.

Cuando usted quiera decir la verdad, su verdad, haga un monitoreo de las distintas versiones de la realidad. Y antes de hacer ese veredicto cotidiano, monitoree una vez y busque adeptos, que enfaticen su versión, que de una u otra manera se puede desboronar. Incluso si usted está diciendo ‘la verdad’, porque si usted no dice la verdad con buen tono, le dirán que miente.
 
Quizá la parezca exagerada tanta verdad en una verdad. Pero si se detiene a reflexionar, se dará cuenta de lo turbulento de las versiones de una verdad. Sin duda, esta verdad, acerca de la verdad, en cierto modo, es una forma de decirle que enfatice su verdad, aunque sea verdad, porque corre el riesgo que le llamen mentiroso sin serlo.

También puede obviar todo convenio civilizado de esta sociedad y compórtese de acuerdo a su naturaleza. Y recuerde, sea cual fuere el camino que tome para su verdad, siempre habrá alguien que querrá debatirlo, dado que los intereses variados de los distintos individuos, siempre serán otros y esos otros, incluyéndolo a usted, emitirán su propia versión de la realidad y de cada ‘verdad’.

© Alejso

lunes, 4 de noviembre de 2013

Fotografías



Justo al lado,
donde despiertas
o en la sala de estar,
mientras pasamos momentos,
acostumbro a seleccionar fotografías,
y a colocar aquellas donde sonríes.
¡Quién lo hubiese creído!
En la cocina paso mucho tiempo
preparando una comida o
intentando acomodar la mesa
con detalles para que te guste.
Siempre así
capturando tu voz,
y reteniendo cada sonido
para dejarte el silencio cuando estés durmiendo.


© Alejso

miércoles, 30 de octubre de 2013

En cierto modo






XVII

Tanta injusticia —en cierto modo—
me acerca más a ti, 
pues necesito evitar que ‘algo’ nos contamine.


© Alejso

jueves, 5 de septiembre de 2013

100% actitud











"Si tus alas son más poderosas que tus pies en la tierra, vive con esa magia y con esa intensidad, no tiene objeto aterrizar, ni que te contradigas". 

© Alejso

viernes, 30 de agosto de 2013

La Sexta Avenida en Guatemala


De paseo, uno especial

En los 70’, Carlos siendo un niño caminó cada metro cuadrado de “La sexta avenida” en la zona 1 de la capital de Guatemala. Tiempo después, aún recuerda a lo lejos, los rostros de quienes iban de paseo, entusiasmados a los cafés, los restaurantes, los cines y siempre le parecieron personas afables y pacientes.

Él perteneció a una generación, donde sus compañeros de cuadra y de la escuela se divertían libremente en las calles, jugando a la pelota, a “las  escondidas” y se ubicaban por la forma de las casas, el nombre de las calles y de los callejones. Algunas veces, debían ausentarse de la larga “Sexta Avenida”, por enfrentamientos, en ese momento desconocidos. “La fiesta”, por así decirlo, se les apaciguaba pero en cuestión de días, el recreo seguía desde la 18 calle hasta al parque “San Sebastián”, entre 2da. Y 3ra. Calle.

Las casas y su arquitectura

Entre juegos de calle, Carlos y sus amigos, contaban historias y anécdotas, graciosas y de terror —“La sexta avenida”, aun en la actualidad, se presta para ello. Casi todas las fachadas de las casas, en aquel entonces de adobe de canto, cielo falso de machimbre,  techo de teja, tenían ventanas estilo guillotina y balcones forjados por artesanos, los mismos atesoraban  pequeños jardines, los cuales solían dar personalidad, indudablemente.

Las puertas de roble o cedro eran fuertes, drásticas, dramáticas. “Algunos de mis amigos y yo mismo, nos acercábamos, para sentir el aroma, la textura y el poderío. Era tal el estilo, también en las chapas, en forma de esfera que solo una llave enorme las podía abrir. El sello de las puertas lo daba “la manita” de bronce, colgando, misma que el visitante utilizaba para anunciarse”.

Carlos desconocía sí el origen de aquellos diseños arquitectónicos era inspirado en cuentos de Hadas o ideas extranjeras. No se detuvo a analizar aquello, era un niño, tampoco sus amigos de escuela, pero había estilo, lo sabían. El grado de distinción era sutil, sobre todo en el contexto suntuoso.

Al ingresar a esas casas, algunas de ellas, tenían un tercer patio, utilizado para las tertulias y para guardar secretos de cualquier índole o ideología. Los dueños(as) de esas residencias, también las alquilaban a huéspedes; muchos de ellos estudiantes. Algunos en la actualidad, personajes importantes de la historia de este país, por eso algunas calles o callejones llevan sus nombres o están escritos en plaquetas en las aceras.

“La sexta avenida” sigue intacta

Carlos, ahora siendo un adulto, piensa en la actualidad que, “La sexta avenida”, es la misma, pero con una versión distinta. El movimiento de las personas sigue siendo afable, aunque impacientes por efecto social. Algunos ya no se detienen, hay más vehículos, pero inevitablemente, mucho de lo que antes existió, continúa.

Carlos, comprendió entonces, después de sus caminatas en “La sexta avenida”, y lo dijo, ya no existe aquel restaurante “Cantón” que regalaba peces y Chao Mein a los estudiantes de primaria aplicados; pero si están los coleccionistas de estampillas o de monedas en “El portal del comercio”, Están las instalaciones del cine Lux, pero ahora como un teatro. Aun de Sur a Norte, enfilando la novena calle esquina, basta con girar la vista al lado derecho y ver un reloj antiguo “parado”, emulando una fecha especial o quizá una hora.

El Cine “Tikal” ahora es un almacén de zapatos, enfrente continúa la fachada del palacio de la Policía Nacional. Las iglesias siguen intactas, el Palacio Nacional, los parques, las aves siguen llegando. El cine “Palace” ya no existe, ahora es una famosa tienda que vende aparatos eléctricos. Y muchas cosas más ya no están, pero arriba en el segundo nivel o adentro de las casas, hoteles y almacenes, “La sexta avenida” sigue intacta en algunas de sus fachadas. “Solo había que observar”.


© Alejso LuisChacón
Crónica publicada en Revista Habitar. Gt. Agosto de 2013 

viernes, 23 de agosto de 2013

Solo una historia de amor




Formaron el amor en el medio de la tarde, se descubrieron discretamente. Se preguntaron y algunas palabras respondieron todo. Pasó un espacio de tiempo y el cielo inesperadamente se estrelló. Desde luego, en ese punto, nada los interrumpió. Avanzada la noche debieron irse, aunque ambos hubiesen preferido no laborar mañana y ser solo una historia de amor.





© Alejso

miércoles, 31 de julio de 2013

Pronunciamiento



No creo que llegué para marcharme
Siento mucho contradecir la naturaleza
del amante,
Estoy enamorado
y no creo que llegué para marcharme
Desde ya me ocupé de ella,
le confesé de mis destrezas
de las frutas y legumbres frescas
que llegaran hasta nuestra tierra
Y le enfaticé,
además de amarla
que esta pasión, no solo es sexo,
y no es solo la noche, cuando la pienso.

 









© Alejso

Ambrosía, julio de 2013


Carta XXIX
«Esta vivencia es un alimento que confiere la inmortalidad al espíritu, a veces desconocido»

Hace unos días fui a Xela, una bella ciudad de Quetzaltenango, Guatemala. Estuve invitado al IV festival de poesía nacional. Este es el segundo año que asisto y desde entonces ha sido una experiencia inolvidable. Eliminé estereotipos y calcé opiniones sobre lo que significa este ambiente y me ha gustado. Lo he vivido apasionadamente y debo confesar, no llené el ego, como algunos pueden pensar, alimenté mi espíritu y es eso precisamente lo que deseo compartir.

En el penúltimo día de festival, en la noche, terminada la lectura de poesía en la calle, lindante al puente “Los Chocoyos”, nos sentamos en la banqueta, todos juntos, como si no hubiese más lugar e intercambiamos puntos de vista. Reímos de cualquier cosa, nos escuchamos. Al observar a los poetas Roduel, Ligia, las Rocíos, Rudy y Neltón, quiero decir a mis amigos, les dije que al siguiente día no me iría nostálgico como el año pasado, no sería triste, porque ahora estoy seguro que los seguiría viendo las veces que necesité.

Cuando era niño, adolescente y cuando salí de la Universidad, jamás me quedé a las despedidas de fin de curso. Siempre me entristecía saber que no vería más a las amistades que había hecho. Incluso, hace unos meses encontré a una amiga, con quien estudié el bachillerato. Me contó que se casó, que tiene dos bebes, que su vida está bien. Además, con una sonrisa me confesó que ella me esperó al final del último año para decirme que estaba enamorada de mí, pero yo ya me había ido. Al enterarme, me sorprendí y ambos reímos, porque era pasado. Pero también me cuestioné, sobre cuantas cosas habré dejado pasar, por irme de todas las despedidas.

Como decía al inicio, eliminé estereotipos de reunirme con grupos de poesía. El año pasado envié unos poemas y desde entonces me invitaron al III festival de poesía, después al festivalito a finales de 2012 y ahora fui al IV festival, el cual detallo. Negativamente, antes pensaba que todo los festivales eran puro ego, pero eso se fue desde que conocí a los poetas y amigos: Hugo Gordillo, Roduel, Rudy, Vanesa Ramos, Ligia García, Rocío Ramírez, Rocío Cervantes, Fausto, Nurya Gonzalez, Neltón Santiago, Cleo López, Paola Rosal, José Juan Guzmán, Vilma Calderón, Miriam Ochoa, Josué, Lic. Mejicanos, Milagros Juárez y Bety Lucecitas. Si olvido a alguien más, lo iré agregando.

Las amistades que he hecho en Xela, son sensacionales. Los viajes a esa ciudad, le han dado más vida a Alejso, a esos sentimientos que tanto me gusta sentir. En cada uno de mis escritos, en cualquier género, hablo de ellos y de todos los que conozco con su realidad y su ficción, pero en esta ocasión, le guardo especial mención a Bety Lucecitas, pues ella un día se propuso ayudar a las personas con síndrome de down. Estudió para atenderlos y lo logró. En la actualidad ha atendido a 52 y ha rehabilitado a 22. Los números siempre serán fríos, pero los resultados son magníficos. Lucecitas también es Payasita y es poeta, cuando habla todos le escuchamos. Es una personita que con su amistad, es un alimentó del alma y se lo agradezco.

José Juan Guzmán, el poeta a quien le dedicaron el festival, nos contó su experiencia cuando leyó poesía en una casa hogar. A todos les llevaron regalos y al observar cada de uno de esos rostros, José Juan mencionó que uno de los niños comía un chocolate y él no podía dejar de verlo. Posteriormente, el mensaje fue tierno, pues un niño partió a la mitad su chocolate y le dijo, tené, comamos juntos.

“Poesía, es difícil describirte, porque tus párpados me ciegan 
cuando me cubren de tus ojos”. Alejso
No me cabe duda, ir a Xela ha sido genial, porque me di cuenta que a veces es necesario dejar toda la realidad con la que sumergimos nuestro mundo y debemos sentirnos poetas y enternecernos cuando leemos en las calles, en las escuelas, casas hogar, universidades y en los parques. Crear un día soleado o si queremos versar un día con sombras y con muchos colores.

Me ha parecido justo describir lo anterior, porque el valor del amor apenas se puede dimensionar, cuando se ve desde otros ojos. 

Alejso

martes, 30 de julio de 2013

Hogar ¡dulce hogar!



Cuando estoy lejos
Echo de menos el lado del sofá
donde me gustar estar.
Las almohadas y frazadas en mi cama
no caben en una comparación
En casa nada se acerca a la perfección
pero cuando todos ríen, mientras
miramos la televisión o alguien hace un chiste
es un buen momento familiar.
Cada quien tiene su propia personalidad
y no hace falta quien actualice una red social
eso es un extra,
sobre todo porque nuestras reuniones son diarias.
al anochecer nos volvemos a la sala,
después de cenar. Todos pedimos café y té,
pues el pretexto es hablar y hablar.

Los fines de semana, el patio trasero
o el pequeño jardín al frente de la casa
Es un escenario ideal para pernoctar.
…Cualquier objeto sirve de asiento,
hasta el aro de la rueda del auto, es
la base sobre la parrilla para azar la carne,
el pollo, el chorizo y las longanizas.
Así es mi hogar y cuando estoy lejos,
echo de menos las mañanas,
aunque sea un caos la ducha
porque a todos nos cuesta madrugar.
Hasta ir al sanitario es una locura.
A veces, casi siempre, cuando estoy lejos,
esos recuerdos me hacen carcajear jaajaaa’







© Alejso

martes, 23 de julio de 2013

La visión jamás se empaña



Ondina renunció a su trabajo de diez años. Esa decisión le acarreó críticas de su familia, pero ella no se inmutó. Estaba segura del camino que hace tiempo había construido en sus pensamientos. Al poco tiempo, se unió a Eleonor, quien también dejó su trabajo para perseguir sus sueños.

Las amigas reunieron la indemnización y se capitalizaron. Acordaron realizar un plan de mercado para situar una Agencia de Créditos. Dicha labor les permitiría reembolsar su inversión en doces meses. Emocionadas y conscientes de que debían cumplir una meta, a la brevedad acudieron a Esteban, quien tenía experiencia amplia, además de contar con los contactos para ayudarlas.

El negocio emprendió, al inicio con buenas expectativas. Lo que nubló el horizonte de la agencia fueron las altas comisiones solicitadas por Esteban por la asesoría y agenda de clientes. Además, descubrieron que filtraba la información y ello les provocaba pérdidas. Ambas socias citaron a Esteban para replantear el escenario y acordar nuevos precios por la asesoría y la lealtad.
 
Todo lugar me lleva / Cualquier andén me acerca
En los próximos dos meses el movimiento de la empresa de Ondina y Eleonor mejoró, pero al cuarto mes, volvieron los problemas con Esteban, pues seguía robando bajo la mesa. Las socias concluyeron anular la relación laboral con una persona que solamente les saqueaba el capital. Se reunieron con Esteban y le agradecieron su participación. Él claramente enojado porque se le había terminado la mina de oro las amenazó advirtiéndoles que les quitaría a todos los clientes.

Seis meses después, Esteban continúa estafando a la empresa, donde se emplea. Ondina y Eleonor, dieron un nuevo enfoque a su empresa, en un sector que dominan mejor y ahora otorgan planes de pago con un bajo porcentaje a los deudores de tarjetas de crédito.

Ni una palabra más
   
© Alejso

lunes, 22 de julio de 2013

Te gusta callar


Te gusta que te extrañe
que te llame con amor
Te gusta callar
y que te envidie con silencio.
Te gusta que mis manos
apenas te toquen
que mis ojos  se nublen
y observen dilatados esta realidad.
Te gusta ser mujer
hacer trizas mis indicios
y mis estrategias de amor
Te gusta, me gustas,
aunque a veces,
muchas veces,
prefiera cosas mejores de vos.












Alejso

viernes, 19 de julio de 2013

8 vasos de agua al día


II

Cuando Francisco alcanzó los 48 le detectaron una afección en la próstata, desde entonces se encuentra en tratamiento; Ester no tuvo mucho suerte, a sus 23 se accidentó en un auto y ha pasado casi una década y continúa en recuperación; Pedro ha sufrido de estrés por el trabajo y ahora debe hacerse exámenes de laboratorio y él está casi seguro que su cuerpo en breve estará oficialmente mal; Cada mujer, dice Pedro, la mayoría tienen gastritis, están a dieta o presentan alguna problema para defecar o siempre tienen algún dolor y no quieren hacer el amor.

Porque no somos más fuertes, pensaba Pedro, mientras esperaba los resultados de laboratorio en la clínica. Como se sentirá Ester, con esa pierna destrozada. Debe ser difícil que la duchen, más ella con tanto complejo. Y francisco, tan vigoroso que suele ser con su esposa, como lo habrá tomado.

Cómo la estarán pasando todos, se preguntaba insistentemente Pedro, porque él años atrás, aseguraba que nada le afectaría y de una u otra forma, ahora parece de los riñones y el médico le ha sugerido, aparte de una larga receta de medicamentos, beber ocho vasos de agua al día, sino su cuerpo fallará, irremediablemente.

Ni una palabra más

Alejso

lunes, 15 de julio de 2013

Cosas pequeñas determinan


Cotidiano de un tipo llamado Ignacio

XI

Es una lástima que existan limitaciones, sobre todo porque en estos tiempos hay liquidación de sueños por doquier. En una época practiqué todos los deportes, con relativo éxito. Es más, llené de medallas la casa de mis padres. Pero luego vinieron las responsabilidades y sin querer me desligué de casi todo, competitivamente hablando. Así vino otra etapa y por las noches me dediqué al arte e inventé una nueva forma de cantar con la nariz, porque sonaba bien, pero pronto salí de mi habitación y supe que no avanzaría más porque el único que sonaba fenomenal era Eros Ramazotti.

Así fui dejando de hacer cosas, de priorizar otras e incluso por tantos altibajos en la vida, algunas veces me frustré y de inmediato consulté al psicólogo y fue genial mientras duró, ya que en una sola sesión se convirtió en mi amigo, pero al cabo de la hora, finalizara la terapia, dijo que pasara con su asistente porque ella me cobraría la consulta ¡Me dijo eso después de guiarme por el bien y aconsejarme! Obvio sabía que debía pagar, pero pensé que era mi amigo sonrío.

Cosas pequeñas determinan, sobre todo cuando uno le toma mucho sentimiento a la vida o cuando uno es fanático del cine independiente ¡Joerrrrr! esa es la expresión, a lo español. En esa clase de films realmente evidencian las locuras de nosotros los humanos y además saben representarlas y nos exponen sonrío. Más de alguna vez he protagonizado esos laberintos emocionales.

Últimamente he decidido intensificar esfuerzos y por fin dedicarme a lo que tanto quiero… pero esta vez me adelanté… hace meses tengo un negocio que está produciendo y espero alcanzar la meta de los 18 meses, porque ya no quiero fracasar ni frustrarme. Después sale caro pagar psicólogos. Como decía, es una lástima que existan limitaciones, sobre todo porque tengo una liquidación de sueños haciendo fila y me falta tiempo, pero ellos son tan buenos que esperan solo por mí.

Alejso

viernes, 12 de julio de 2013

Deseo de Amor


Ni una palabra más

I

De lunes a domingo, cada día lo dedican, quieran o no, al trabajo. Durante mucho tiempo sus vidas han rayado la rutina. Son pareja y se dicen todo lo que tienen que decirse, ni una palabra más. Ambos lo han confesado, una y otra vez, el deseo es el amor. y esperan seguir así. Como si lo hubieran acordado, regresan al mismo sitio, a la misma habitación donde charlan y se acarician con y sin intención todas las noches. 

Han aprendido a lidiar con el estrés. En ocasiones se turnan para animarse entre sí. Él sabe que tiene suerte de tenerla. Hacen de todo con la vida, a veces tienen éxito y a veces todo lo contrario, últimamente más lo segundo. Pero su deseo de amor, juntos y por separado, sigue intacto, tanto que hoy antes de salir del trabajo, se whatsaapearon e hicieron planes para esta noche en su segundo aniversario, aun sabiendo que tuvieron un día agotador y mañana será otro día no menos normal.

Alejso

lunes, 24 de junio de 2013

Catástrofe civil


Lejos de cualquier estereotipo de ciudadano, en sociedad conservó manías que lo hacían parecer un vecino modelo. Siempre asistió a los estadios con la intención de ver a su selección nacional de futbol, incluso sino podía, los miraba por televisión. Nunca se mostró indispuesto a dar asiento en el bus a una mujer en estado en gestación. Constantemente escuchaba noticias nacionales e internacionales. Con sus conocidos opinaba sobre coyuntura y a veces por no despreciar los temas, también solía comentar de farándula.

Siempre votó nulo, toda su vida se confesó con el párroco. Le pareció absurdo no hacer las mismas cosas que sus seres cercanos. Consideraba de mal gusto obviar la injusticia, pues también sus amigos pensaban similar. Cuando bebía con ellos, coincidía que a cada uno le disgustaba el alza a los impuestos, pero nadie hacia nada a pesar de la descarada corrupción. También les disgustaba la decadente técnica de los jugadores al no completar los pases y que estos jamás se convirtieran en gol.

A pesar de los pesares y de mimetizarse en sociedad, nunca participó en marchas públicas, ni apostó por su equipo de futbol local, siempre pensó que los demás eran mejor que él, los suyos o sus conocidos. Tampoco se creyó inferior a nadie, sabía que todos manejaban prejuicios, orgullos y lamentos. Casi todo cambió desde que le disgustó dar lugar a las mujeres en estado de gestación en el servicio de transporte, porque jamás una mujer se dignaba dar ese lugar, conociendo ese estado.

Lejos de golpearse el pecho por ser hijo del pueblo, se limitó a observar mientras le tocaba trabajar, estudiar y llevar la comida a su hogar. Fue hijo, esposo, padre y amigo espectacular, conoció la lealtad y la fidelidad, sabía definirla a plenitud, aunque no la practicó a cabalidad, no se mostraba culpable por ello, pues así suelen ser todos, hasta que tienen a quien culpar y juzgar.

Trabajó como nadie, como todos suelen hacerlo, con mucha visión, sabiendo que sin capital en este sistema es como un juego de azar. Supo que jamás lograría nada, pero su afición por el futuro, lo llevó a sobre vivir  la situación. Pasado el tiempo y con la cabeza llena de pensamientos, se accidentó en el auto en pleno centro histórico, en el área peatonal . En el lugar quedaron 50 heridos, 18 muertos y la fachada de la iglesia destruida. Los titulares evidenciaron lo que los videos y fotografías decían por si solas. Se argumentó que lo sucedido fue una catástrofe civil y el culpable era solo una persona, quien fue apresado y pronto sería oficialmente juzgado...

#NeverMore

Alejso

jueves, 20 de junio de 2013

Indicaciones para vivir en la década de los 10.1/2’


Mientras muchos anhelan los 60’, 70’ o los 80’, del siglo pasado, la primera década y media de este milenio, reúne todo como nunca. Es más, si usted escoge varias opciones de vida, las puede poner “de nuevo” a la moda. Y después ésta época será la mejor, porque reclutará esa mezcla de gustos y lo hará uno y ello se converitirá en tendencias, por supuesto un nombre las indentificará.

El sentir de las personas de esta época su época es comprensible, muchos tienen la sensación de que en el presente no se han creado cosas destacables, llámese artistas, políticos, civilización, etc., sino acaso plástico y cosas prefabricadas. Seguro usted piensa que la siembra de años anteriores no ha dejado buenas cosechas en estos tiempos. Para su confor, eso es imposible, pero también perceptible.

Le queda ser positivo y ver más allá del horizonte, pensarse diez años adelante e ir observando que cosas del presente son rescatables, cuales fusionaría y como serían los resultados. Recuerde, así se ha formado la ciencia, el deporte, los inventos y descubrimientos. Todo a su alrededor es un calco de algo que ya existió. 

Lo útil para una época, es una serie de conocimientos, ordenados con cierta funcionalidad del individuo, con el objeto de crear un estilo de vida y/o dar forma a una cosa, en un lugar determinado.

Acéptelo, esta época —la suya— es la base de lo que vendrá y si aún lo duda, propóngase ser protagonista de este tiempo, y de pronto, en veinte años estaremos hablando de sus cualidades. Los logros del presente, son las glorias del futuro. Eso algún día será pasado. Así ambién recuerde, generaciones anteriores no fueron los mejores ni está la mejor o peor por herencia. Todo está disponible para que proponga algo nuevo, algo “original” y si no lo cree, vaya y actualice su red social y reciba más ideas, eso es una opción y depende de usted. 

Alejso