viernes, 6 de abril de 2012

Se casó mi hermano

—Cotidiano de un tipo llamado Ignacio— 

 

        II


Carlos, mi hermano de 26 años se casó hace cuatro meses con Liz, una mujer que lo valora y lo merece. Mis padres y hnos. la queremos, porque es muy carismática. Como no va serlo, si Carlos, Carlitos, como lo llamo siempre es súper chistoso, solidario con medio mundo y sobre todo bien intencionado, demás está decirlo, la quiere y nos quiere tanto. Desde que ya no vive en casa, me causa nostalgia cuando está de visita, ambos desconocemos cómo actuar. Somos diferentes desde que nos fuimos haciendo adultos, ya no supimos como darnos un abrazo ni un beso. Siento tanto haber perdido eso. Quizá cambiamos cuando él se volvió rebelde en la adolescencia, incluso bebía y llegaba tarde a casa, pero en realidad aquello fue breve, debo decirlo.
Hace mucho, cuando él tenía 5 años y yo 9, nos demostrábamos cariño con facilidad. Es más, él solía pedirme que le hiciera su cereal o la leche, y yo le decía, si me da un besito sí y él me daba besos en la mejía. Ahora que han pasado casi dos décadas, continúo viendo su rostro de niño, sus manos grandes, las que yo le tomaba para cruzar una calle cuando caminábamos a la tienda de la equina. Me da nostalgia, seguro él me entiende. Sin duda hemos crecido e hicimos cambios, pero nos queremos igual. Recuerdo, hace unos meses tuve un percance con el auto, lo llamé y me auxilió tan rápido como una ambulancia y estaba a 30km de distancia. También estuvo cuando me intervinieron quirúrgicamente y los médicos solicitaron a alguno de mi familia que se quedase conmigo, mientras despertaba, y cuando abrí los ojos, 6 horas después, lo observé y se paró de inmediato para preguntarme si necesitaba algo. Sí, definitivamente ha pasado el tiempo, ahora con Carlitos hablamos de autos de verdad , de su amueblado de sala, de su perro o de alquilar una casa en la playa un día de estos e ir con toda la familia a compartir. Lo veo y sigue siendo el mismo niño que me pedía con los ojos que hacer…   
Hace un par de horas estuvo en casa, se despidió y se fue con Liz. Cuando lo vimos subir al auto nos entramos, porque con mis padres siempre salimos a despedir a los visitantes… A los 5 minutos tocó a la puerta y le preguntamos si había olvidado algo y dijo no, no, sólo quería saber si nos devolvía las llaves de nuestra casa, y yo le respondí, —guárdelas, venga y entre cuando guste. Entonces me vio y le brillaron sus ojos…por supuesto, a mí también ):

Continuará en otra parte, en otro lugar...

17 comentarios:

Lorena dijo...

Ale me encantó esta historia... Me has dejado muy tocada! Sucede que me siento identificada! Tengo un hermano 4 años menor y otra 8 años menor que yo! Te puedo contar que con el del medio todavía siento esa distancia de la que hablas, y eso que tratamos de disimularla! Y con mi hermana pequeña, la distancia existió durante un tiempo... Me propuse recuperarla... Y es una de las mejores decisiones que he tomado o hemos tomado porque ella también puso su parte! Tener hermanos es una bendición, es algo realmente indescriptible, sólo es posible describirlo ilustrando situaciones que vivimos a diario y como sentimos su apoyo y presencia. Me apena cuando escucho de hermanos peliados o que no se hablan, hasta el corazón se me encoge... Bueno esto se ha convertido lentamente en una carta! Que fuerte! Solo agradecerte por traer este tema, me ha dado bellos recuerdos y nuevos proyectos. Un abrazo
L

Rosa Mª dijo...

Muchas gracias Ambrosía por compartir con nosotros en intensa y tierna vivencia.
Espero y deseo tú seas muy feliz también.
Rosa.

Eva Magallanes dijo...

Ambrosía, me ha emocionado este post pues percibo que surge desde el amor entrañable. Yo, que no tengo hermanos/as no conozco ese lazo pero puedo aquilatar cuan fundamentales han de ser en la memoria de la infancia, cuanta huella y para siempre. Y vaya, déjese de tonteras y dele besos y abrazos a su hermano Carlos.
También le guiño el ojo!

María Beatriz dijo...

Qué hermosa historia Alejso!
No siempre los hermanos se llevan bien. Eres afortunado de poder tener una hermosa relación con tu hermano.

Un beso
Maribe

Sherezada dijo...

Los hermanos mayores son un encanto,
lo dice la peque =D

Trizbeth dijo...

Aleee has tocado uno de mis temas favoritos, familia y hermanos jeje :)

Me parece estar viéndote en cada cosa que describes, te entiendo súper bien y me enternece lo que cuentas, porque tal vez sin intención, dices mucho de ti y de tu forma de ser.

Tengo dos hermanos y aunque fui la única mujer, mis padres lucharon por que siempre estuviéramos unidos y nos lleváramos bien, pues resultó!

Cuando estamos juntos, al menos para mi, parece que el tiempo no pasa, sigo siendo la mayor que se hace la menor para pedirles cosas y caprichos y en necesidad nunca, jamás, he dudado en llamarlos porque han sido los primeros en llegar a mi. Molestamos y bromeamos como si no hubiésemos crecido y es algo increíble.

Al leer tan bella historia también tuve mis recuerdos personales, pero volví a ti y me inundé de nostalgia. No te niego que al terminar tu relato y ver lo de la llave, mis ojos brillaron como la descripción que haces.

Mil gracias por compartir, estoy segura que si le pides ese besito a Carlitos, aunque te mire raro, te lo daaaa!

Abrazotes y feliz fin de semana!♥

zayi dijo...

Que bonito...que nostalgia...

Cuando se casó mi hermana mayor me senti muy rara al verla salir de casa. Creo que es un sentimiento que no puede definirse y más cuando mi hermana, la mayor, siempre fue más unida a mi que la que me seguía...

Sigue que vas bien...a mi me encantó.


Un besito.

TORO SALVAJE dijo...

A mí también me brillan ahora después de leerte.

Saludos.

Trizbeth dijo...

Holaaa no hay re-comments por aquíii?

Ambrosía ignota dijo...

Lorena

De todo, me encanta que te hayas identificado y mencionado tu historia con tus hermanos. Después de todo ese es el objetivo real de la lectura en general, transportarnos sin intención a ese mundo propio que otros crean para volar al mismo sitio.
Feliz de encontrarte siempre Lorena.
Un abrazo.
-----------------------------------

Rosa

Gracias a ti amiga, por venir y por otorgarme tiempo.
Hasta luego.
-----------------------------------

Eva Magallanes

Ok amiga, me dejaré de cosas, haré lo que me dices jeje. También gracias por compartir un poco de tu historia, es un placer tenerte por acá. Ven siempre.
Abrazo.
-----------------------------------

María Beatriz

Amiga, tienes esa paz que me llena.
Un beso maribe, hasta siempre.
-----------------------------------

Sherezada

Hola peque jeje, me alegra que consientan, feliz de tenerte por aquí mi amiga.
-----------------------------------

Holaaaaaaa B (Trizbeth)

Con y sin intención siempre descubrimos un poco de nosotros y de los demás, todo esto es una historia real que nos identifica como sentimentales, y eso es lo valioso. A mí por ejemplo me encantan tus videos del día de la madre y del padre, me marcaron.
Eso de que te haces la menor para hacer caprichos, no sé si creerte jaja, bromas. Me gusta que compartas tu historia, de una surgen varias historias y me gusta estar en contexto.
Bea, gracias por estar, ven siempre o voy a traerte del mundo beaclick jeje
Besoososo y como te habrás dado cuenta, ya me puse al día con los comentarios.
Gracias por el regaño jeje. Abrazooooo.
----------------------------------

Zayi

Amiga, que bonito saber que te identificas. Las etapas las quemamos y así las cosas van cambiando. Qué pasará si los blogueros, no me imagino, espero que sigamos siempre compartiendo. Sabes, hace años le dije a un amigo, que corta la vida y él me dijo, no, no pierdas el tiempo hablando de lo corta que es, aprovecha viviendo. Y me mencionó de los loros en una jaula y que ellos soportan tanto ahí, porque ni se acuerdan de ayer. Siempre con el hoy.
Se me vino a la mente esta historia, no te aburras de venir jeje.
Beso.
-----------------------------------

Torooooo

Gracias amigo, me agrada que te sientas identificado.
Hasta ahora.
-----------------------------------

Ambrosía ignota dijo...

Estoy viendo la luna mmmmmmm =)
bien.. es hora de dormir.

Princesa Gitana dijo...

Alejso, precioso blog, me ha encantado la variedad de emociones y sucesos que expresas...un placer conocer tus letras, te sigo ya mismo, estás invitado a pasarte por mi blog, besos gitanos

Antonio Marset Boza dijo...

Bien escrito y descrito. Gracias por compartir.

MUCHITA dijo...

Yo tambien tengo un hermano, y que ahora a pesar del tiempo estamos juntos, nos falta conocernos más por la distancia debido a la vida (universidad, trabajo, pareja) pero sigue siendo para mí, mi hermanito, el nene chiquitito que hablaba con voz chillona sobre los partidos de futbol y se sabía de memoria donde estaban los países del mundo y como eran sus banderas y de cuando yo le contaba cuentos a cualquier hora del dia cuando el momento lo ameritaba y me miraba con esa cara de asombro y expectativa.

Ahora lo extraño todos los días aunque este mas cerca.

Besos mil.

Trizbeth dijo...

Y tuuu?! Dígase algo ya, no cree?

Alondra dijo...

¡Hola Alejso! gracias por la sonrisa, eres como un lucero y siempre me llega tu luz...
No tuve hermanos quizás por eso llenaron el nido tres pajaritos. A veces me enfadaba porque se peleaban hasta por un papel pero hoy me siento orgullosa porque tan sólo una llamada es necesaria para que formen una piña. Y por supuesto los tres siguen teniendo las llaves de casa, su casa.
Me alegro mucho que vivas esa relación tan gratificante y le doy la enhorabuena a tus padres que hicieron un buen trabajo.
Un abrazo cálido.

estrella dijo...

Me gustó mucho Alejso,siento llegar tarde,me voy a tu última entrada.
Un beso