viernes, 20 de abril de 2012

Toda una nuez aventura…


En la pequeña ciudad de Akakta un niño llamado Karles Zeref es muy conocido entre la población, porque en los atardeceres corre por todas las calles. Nadie sabe que lo mantiene inquieto, pero su rutina es diaria. Las personas que observan su comportamiento, intuyen que la prisa de Karles es por llegar primero a la panadería Gahos, propiedad de la familia Bonmati, cuya especialidad son los pastelillos de nuez. Dicen que esos bocadillos son irresistibles al paladar. Los comentarios al respecto son variados y muy positivos para Gahos, a tal punto que si un turista llega a la ciudad y no los compra, es como nunca haber conocido Akakta... Así los mitos y leyendas fortalecen la ciudad, sumado al comportamiento del pequeño niño Karles que corre todas las tardes por las calles. Los rumores de que Karles se comportaba extraño, se incrementaron, de tal forma, que Malena, su hermana, se enteró y de inmediato le contó a su madre.
—Mamá, en Akakta las personas dicen que mi hermano corre como desesperado por las tardes, algunos mencionan que va a Gahos. La señora madre, sorprendida y preocupada a la vez, sabía que sólo ella o su esposo suelen comprar el pan y que no hay necesidad de que Karles se ocupe de ello. Al instante envió a su hija en busca de Karles. Cuando Malena corrió a encontrar a su hermano, su mama cayó en cuenta del comportamiento de su hijo, porque siempre estaba como ausente. Mientras tanto, cuando Malena encontró a su hermano le converso lo que sucedía, y este al enterarse, reaccionó tranquilo, como si supiera que al dar sus razones a su mamá no existiría problema alguno y así fue. Al llegar a casa su mamá lo abordó . —Hijo, ¿Qué sucede contigo? ¿Por qué dicen que andas por las calles corre y corre? ¿A dónde vas amor?  ¿Cuéntame?
Hay que soñar como sino entendiéramos todo 
Karles respondió calmado y le pidió que se calmase y le preguntó  — Mamá ¿acaso se te olvida que los pastelillos de nuez en Gahos son riquísimos y que es imposible que los dejen de hornear?...  Pues yo, hace meses, reúno el dinero que me dan en casa, voy a la panadería Gahos y después al bosque, detrás de la ciudad, y les doy panecillos de nuez a las ardillas bebes, porque me he dado cuenta que ya no les dejan comida, por dársela toda a los que vivimos en Akakta..... Cuando la mamá de Karles lo observó tan seguro, únicamente lo abrazo y le dijo — ¡Ay Karles Zeref, mi hombrecito, no esperaba menos de ti!

….

Acá no hay fin… Desde entonces, Karles y su mamá corren todas las tardes… y existen rumores que se les están uniendo todos los niños de Akakta :)   


18 comentarios:

MiXeDesigns Lab dijo...

Muy tierno Ale. Son las cosas de los niños, que nos maravillan, la pureza de sus corazones, sus razonamientos llenos de inocencia y el afan por dar amor aún sin saber formular el significado de la palabra. Los mayores deberíamos creer más en esos imposibles =)

Nerim dijo...

Precioso cuento Alejso, me ha encantado. Al principio de la lectura creía ue sería algo así como el flautista de Hamelin o la marcha de Forrest Gump, pero casi al final me di cuenta que el objetivo de Karles era otro mucho más edificante.
Me ha encantado.

Un fuerte abrazo

Trizbeth dijo...

Qué decir, soy lloronaaa y aquí estoy con mi lagrimita pensando en Karles en el bosque!!

Me ha encantado este cuento, me dan ganas de escribir uno, qué bonitooooo! Lo tomaré y se lo leeré a mi peque♥♥ le encantará!!

Es un cuento precioso, lleno de imágenes en un mundo bonito, donde la ternura y los buenos sentimientos prevalecen! Hasta me imaginé la ciudad así pequeñita y donde todos se conocen!

En verdad pienso, que cuando utilizas diferentes formas de escritura podría encontrar una que me guste más que otra, pero no, todas y cada una las encuentro buenas y que se adhieren al contexto donde se crean, y eso es maravilloso, así que felicidadesss A!!!

Siempre con ganas de seguir por aquí queda una, así que a esperar más y pronto querido Ale ;)

Besotess y un final de semana felizzz y con pastelillos de nuez!!! ¿Te dije que soy loca con las nueces? así que me dieron deseos de probar uno!!! jeje, muacks!!

Pluma Roja dijo...

Magnífica la iniciativa de Karles, cuando sientan toda la población andará corriendo como locos por las calles de Akakta cumpliendo con una misión de supervivencia.

Saludos cordiales, me gustó mucho tu relato.

Hasta pronto.

Rosa Mª dijo...

¡Precioso cuento Ambrosía!. Me ha gustado muchísimo.
Abrazos. Rosa.

Sidrina dijo...

Me ha gustado mucho, a veces con una pequeña iniciativa se consiguen grandes cosas ojalá todos tuvieramos su corazón!
Bicos y buen finde.

MUCHITA dijo...

Que bonito cuento mi muchachito...

A comer pancitos con nuez..

yo soy la ardillita que vengo a comer a tu bosquecillo de hermosos cuentos...

Besos mil-

R. Mendoza +Noticias dijo...

Buena Mr. Alejso; el mensaje exacto para dejar en claro que ahora mismo el ser humano atiende desmedidamente a su propio interes, sin preocuparse por el de los demás, en otras palabras, estamos en la etapa del "homo ambitiosus" (otro concepto en estudio), el que cree que vive exclusivamente para si.

ODRY dijo...

Preciosa historia, los niños tienen una manera especial de ver la vida.

Un besito.

RECOMENZAR dijo...

Buena lectura llena de letras que bailan el relato uniéndose entre ellas

JOAQUIN DOLDAN dijo...

vivan los niños

Sherezada dijo...

ternurita ^_^

que naturaleza tan linda tienen los peques...

=D

saludos!!!

Ambrosía ignota dijo...

¡Hola!

En breve comentaré sus palabras, agradezco el tiempo que me brindaron.

En nada estaré leyéndolos.
¡Feliz semana!

Ginebra dijo...

Que tiernooo amigo…casi se pueden saborear esos pastelitos de nuez, y mucho mas imaginar a las ardillitas bebitas comiéndoselos…me encantó! Fue dulce y tierno…

Muackss!! ;-)

salvadorpliego dijo...

Me uno a esa carrera...
Saludos.

Papel Frágil dijo...

Es hermoso, esa interacción con los niños es una joya…
Saludos afectuosos
Me enternece hallar lecturas tan nutritivas cómo ésta.

Dani (click) 7 años dijo...

¡Hola!

Es genial! Qué bonito cuento, me encantó. Karles es un niño muy amable.

Sabías que Karles es Carlos en Catalán? y que tengo una amiga que se llama Malena? y qué ciudad, se llama Akakta!!

Creo que según las partes del cuento que estudié, la introducción es que Karles corre y va a la panadería cada día, el nudo o desarrollo es que su mamá sabe y habla con él y le explica por qué va al bosque y el desenlace es que al saberlo, su mamá y Karles lo hacen juntos!

Ha sido un cuento muy bueno!

Dani- 7 años

Ambrosía ignota dijo...

Hola a todos!

No he contestado comentarios por aqui, lo hare en breve, en unas horas, ahora voy a estar un poco ocupado. Pero amenazo por recomentar aqui

A todos como nombre y apellido, con sobre nombre y apodo, gracias por venir, es un placer enorme toda la atencion que me prestan, es mutuo se los aseguro.

hasta ahora.