jueves, 28 de febrero de 2013

Ambrosía, febrero de 2013


CARTA XXIV

« La vida y su sistema es una para todos, hay que reconocerlo,
luego si hay voluntad propongamos algo más »

De la vida hay que esperar muy poco, es más, casi nada. Ella lleva un ritmo vertiginoso, planificado quiero decir. Si se le observa con quietud, puede marear a cualquiera. Incluso si se le afronta, el riesgo de caerse es latente. A veces las decisiones tomadas, buenas o malas, según el enfoque, son permanentes. La perspectiva es modificable, no obstante, en ocasiones es tarde.

Cuando es tarde o se nos hace tarde, ello significa deudas, infidelidades, fobias, incapacidad de afrentar problemas, miedos, rutina, costumbre, etc. Cualquier cantidad de obstáculos se hallan por doquier, eso es lógico cuando las opciones al alcance, representan escapes rápidos, como los vicios o como volverse descarado y sin vergüenza.

La vida es como una bola de nieve, no rueda como la generalidad indica, pero provoca avalanchas si la hacemos moverse. Cosas como esas implican días, meses y años de percatarse si se está en un error. Claro, hay personas alrededor, auto-encargadas de evidenciar las equivocaciones, que cada día involucran más la propia dignidad.

Empero, percatarse de las consecuencias de las decisiones erradas o favorables, tras evaluarse, consciente o inconscientemente, es fácil. Solo se tiene que analizar y/o preguntarse uno mismo cuan feliz se es. Hay cosas sencillas de saber, de sentir.

Parece fácil la vida cuando se dice que enfrentarla requiere estudiar y trabajar mucho, ello en un alto porcentaje, es falso. Los resultados no siempre son cuantitativos o representativos. Las emociones, las ideas, los sentimientos y las sensaciones dan paz interior y son invaluables, sobre todo cuando se está en la noche y en la almohada cerramos los ojos con serenidad.

Ciertamente para ser feliz o tener éxito no hay que andar por inercia o contracorriente. Todos nos merecemos estar bien, solo hay que tener claro lo siguiente: Primero se requiere conocer que existe un sistema y este funciona por azar, casi planificado, casi vertiginoso. Seguidamente, decidir qué se va a hacer, esto para formar una idea y elaborarla.

Por supuesto, se requiere tomar en cuenta el riesgo que supone alterar el orden de las cosas, por varias razones, entre ellas ocupar otro nivel de vida. Claro, no hablo de la llave del éxito, me refiero a caminar por el sendero adecuado. Este camino está construido de todas esas ideas elaboradas, no de una, sino de muchas. Mismas que no importa si una se cae, porque antes se habían desarrollado más. Por ende, nuestra vida no tendrá como ser indigna o fracasada.

En el gobierno de la palabra, la lealtad es el verbo/ 
Su adjetivo una serie de razones/ La verdad el Predicado 
y el Sujeto, las decisiones de su Estado.
© Alejso  

Con Sternat hemos hablado de lo anterior, ambos coincidimos que en la educación formal debiera haber cursos o cátedras de sentido común, de cómo afrontar los problemas e incluso de como amar y de ser amado. Estas charlas a lo largo de la vida beneficiarían a cada uno. Pero también nos preguntamos por qué esto no sucede en las sociedades. Tras hacer un poco de retórica, regresamos a ese azar que hace tan bien las cosas, como el sistema capitalista.

Con Maren he podido librar cada batalla, feliz. Aunque confieso, aun me cuesta responder a la reflexión del quinto párrafo de esta carta, a Ambrosía. De algo esto seguro, he seguido caminando con varias ideas elaboradas, como mencioné en el antepenúltimo párrafo, y nada me hará bajar de cada peldaño que he conquistado, reitero.

¡Lo mejor está por venir!

Alejso

9 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

no se si lo mejor esta por venir o ir
la vida no es facil hay que ponerle buena cara aunque a veces haga mal tiempo
Muy cierto tu texto
mil besos

Trizbeth dijo...

Saludos Mr. Alejso! Jeje vengo política ya que tu carta, aunque con matices disfrazados de romance, es puramente política y me gusta :)

Volveré cuando me siente tranquila a escribir, por lo pronto muy buen escrito, me recuerda a las bolsas de papel de abril jeje, sólo que tu cada carta mejor q otra ohhh :)

Aaaay la próxima estadía mmm si Chávez viviera te hubiera felicitado :)

Abrazos y hasta pronto!

Ambrosía ignota dijo...

Recomenzar

La vida es una cosa extraña que solo debemos enfrentarla y saberla librar.

un abrazo, gracias por estar querida amiga.
-----------------------------------


Beaclick (Trizbeth)

Hola Beita, wwwwwwo no puedo creer que ando tan lejos de mi blog, pero últimamente el trabajo me tiene así. Lo mejor de todo que siempre vienes y estás y eso me llena mucho.
En cuanto tu comentario. Gracias por los recuerdos de "bolsas de papel". y en cuanto no quieres escribir, es falso, acabas de escribir de 428 dias y está lindisimo, ahora voy allá.
Un abrazooooooo Grande
---------------------------------

Ambrosía ignota dijo...


Mi querido blog, en breve subo algo, la rutina está jodida. Debo escribir algo joo'

Hasta ahora!

Ginebra dijo...

Muy buenas y reflexivas tus letras amigo...a veces la vida puede asustarnos, pero en realidad todo es más sencillo de lo que parece, supongo que siempre dependerá de la perspectiva de cada uno, pero cuando ésta es positiva, siempre los resultados son satisfactorios, y a pesar de todo, siempre, siempre, habrá valido la pena luchar con una sonrisa dibujada en nuestro rostro, por conseguir todas nuestras metas...

Me encanta leerte, pero eso ya lo sabes ;-)

Muaacckss!!

MUCHITA dijo...

Lo mejor esta por venir.

Asi se ve la vida...

Besos mil.

Ambrosía ignota dijo...

Muy querido blog (mío) hoy subo entrada, he estado mas ocupado que el diablo.
ciaoooPuntoCom

Trizbeth dijo...

Jajajaja Así e' brother! Un calorazo y más vainas que el diablo jajaja / por cierto no he dejado mi comentario oficial aquí, volveré que ando con más prisa que el diablo jaja ciaoo.com

José A. Socorro - Noray dijo...

Escribió Jorge Manrique en "Coplas por la muerte de su padre":

"Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando,
cuán presto se va el placer,
cómo, después de acordado,
da dolor;
cómo, a nuestro parecer,
cualquiera tiempo pasado
fue mejor."



Sin embargo, yo estoy contigo:

Lo mejor está siempre
por venir.


Abrazo grande.