domingo, 13 de marzo de 2011

Maté, NO mis intenciones

Al ingresar a Frillesås me surgió la insensatez de decirle Tío a los tipos que encontré caminando, como sí hubiese llegado a Xejuyú. Irrelevante parangón si no se hubiese aparecido el protagonismo de la lógica con la llamada identidad. 

En ningún caso refiero a la nacionalidad como algo especial por conmemorarla en un lapsus perpendicular, sólo ha sido una salida suelta. Tampoco busco la in-naturaleza de la universalidad en los pensamientos, y así, por así, encontrar el azar de los absueltos. [Mejor sonría y soporte usted un poco más] 

Entre la histeria global y la esbeltez de un mundo probo y moral, [y que siempre sabe lo correcto] se reconoce el deseo de desvalorizar senderos nuevos en todos sus verbos. Además se suma al rechazo total, cuando está de más decir, el silencio es mejor que lo hallado, pero pocas veces es comprendido. 

Supongo que un día no nos extrañará las reacciones naturalmente humanas y dejaremos de ser sólo una justificación de lo que jamás se ha comprendido. 

Vivimos en precipicios altos, zonas restringidas y altamente moralistas y éticas. Pero, por qué siempre buscamos ser seres humanos “normales” para decir cosas lógicas "en sociedades libres", sujetas a la humildad, sí nunca sabemos cuál es el plan y cual seguirá.. 

Recuerdo a un amigo, Abiel Sternat, decir que del 100% de habitantes en el mundo, un 99% tiene afán y un 1% está absuelto. Posteriormente mi pregunta necia del porque, fue mejor comprendida que respondida. 

Supongo es de humanos pretender lo más bonito o lo más conocido y en ello encontrar sobriedad para encontrar el camino. Es de creer que en cualquier momento alguien más imperfecto, como usted o yo, caerá del precipicio donde vivimos o viva, y dirá que no se puede vivir con tanto loco suelto. 

La ocasión que crucé Frillesås, pensé en cortar una rosa y con sus espinas atravesar a los transeúntes para beberme todo lo hallado por ell@s . Anterior a lo sucedido leí a Bukowsky y maté, NO mis intenciones, y decidí partir de Xejuyú. 














PD: Fue un crimen sumamente importante.

14 comentarios:

Ambrosía ignota dijo...

Charles Bukowski

El amante de las flores

" En las montañas de Valkeri
entre los pavo reales que se pavonean
encontré una flor
tan grande como mi cabeza
y cuando me estiré
para olerla

perdí el lóbulo de la oreja
parte de la nariz
un ojo
y la mitad de la cajetilla
de cigarrillos

regresé
al siguiente día
con la intención de cortar
aquella maldita cosa
pero la encontré
tan hermosa
que en cambio
maté un
pavo real. "

Pluma Roja dijo...

Paso a saludarte y dejo constancia que te leí.

fue un gran placer.

Un fuerte abrazo.

claudia dijo...

Me encanta Bukowsky, y esta cita de tu texto: "pensé en cortar una rosa y con sus espinas atravesar a los transeúntes para beberme todo lo hallado por ell@s" Un beso, gracias por pasar por mi blog

Melody Paz dijo...

Un crimen sería dejar de leerte, de degustar del talento que tienes reflejado en esta entrada.
Y no pienso hacerlo.
Me alegra que hayas reencontrado a alguien querido, porque la ecuación es muy sencilla: Tu estas contento Sonrisota, yo lo estoy.
Y no mato tus intenciones! porque estas te hacen ser tú.
Precioso el poema, gracias por acercar esta poesía!
Un abrazooooooo intencionado
mauaahhhh

Ambrosía ignota dijo...

Pluma Roja

Agradezco el gesto amable de tu visita, tu tiempo en este espacio es siempre bienvenida.

todo lo mejor.

Ambrosía ignota dijo...

Claudia [zona transicional]

De las fusiones siempre nace algo nuevo. Cuando leí el poema de bukowsky hace tiempo me gustó tanto que lo traía en mente y mira lo que provocó: Un tipo que por más que sale de su entorno siempre regresa, pero a partir de ese retorno avanza y conoce otras facetas del mundo.

gracias por tu visita.

Ambrosía ignota dijo...

Melody

Eres de las personas con que más me llevo y jamas hemos traspasado este monitor. Es siempre un gusto que tomes de tu tiempo para venir y leerme. Toda palabra tuya me hace bien.

El camino es la vida, a veces con obstáculos y a veces con una carretera amplia, sólo hay que avanzar.

Recibo tu abrazo, me encanta que vengas a saludarme.

Ambrosía ignota dijo...

Cuento:
La deliciosa música del arpa

Un rey adoraba tanto la música que buscó por todo el mundo el mejor instrumento que hubiera, hasta que un mago le entregó un arpa. La llevó a palacio, pero cuando tocó el músico real, estaba desafinada; muchos otros músicos probaron y coincidieron en que no servía para nada y había sido un engaño, así que se deshicieron del arpa tirándolo a la basura. Una niña muy pobre encontró el arpa, y aunque no sabía tocar, decidió intentarlo. Tocaba y tocaba durante todo el día, durante meses y años, siempre desafinando, pero haciéndolo mejor cada vez. Hasta que un día, de repente, el arpa comenzó a entonar las melodías más maravillosas, pues era un arpa mágica que sólo estaba dispuesta a tocar para quien de verdad pusiera interés y esfuerzo. El rey llegó a escuchar la música, y mandó llamar a la niña; cuando vio el arpa, se llenó de alegría, y en aquel momento nombró a la niña como su músico particular, llenando de riquezas a ella y a su familia.

Autor: Pedro Pablo Sacristan

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Entiendo querido amigo que "el nacionalismo" es a veces una cruel trampa; cierto es que a la patria hay que amarla con la sangre, los huesos, los sentidos y los dientes... Pero más universal sería pensar en que Patria es donde se come, se sueña, se vive, se ríe, se trabaja, se sufre, se ama, se canta y se llora. La patria es uno y a quien amamos.
Un abrazo cordial.

Ambrosía ignota dijo...

Digamos que conozco bien su historia y me dio rabia lo que en su momento le pasó, luego de ganar un premio tan importante de Teatro en Xela [Guatemala].

Encuentro tan detestable cuando alguien se mofa de la nacionalidad, cuando alguien se cree superior de la resaca gubernativa que se arrastra como educación clásica, casi hitleriana, eso aunado a tantos resabios de la naturaleza humana. Y estoy de acuerdo con sus palabras la patria “se sufre, se ama, se canta y se llora. La patria es uno y a quien amamos”. Me gusta mucho eso.

Es de creer que en cualquier momento alguien más imperfecto, como usted o yo, caerá del precipicio donde vivimos o viva, y dirá que no se puede vivir con tanto loco suelto.

Gracias por comentar y darle sentido al camino que he tomado, me caído mil veces y aun me estoy levantando.

Pd: me gusta cuando dice Borges, hay que hablar de las fronteras, porque todo ello algún día desaparecerá.

Hasta luego!

Ambrosía ignota dijo...

Agradezco a las o la persona que me escribe comentarios en anónimo, pero prefiero no aceptar sus comentarios, porque no quiero que piense nadie que yo mismo me doy cumplidos.

jajaja y me voy porque ya me di risa. Sólo era una aclaración y un agradecimiento para la persona anónima que suele escribirme.

tengo ganas de cafeeeeeeeeeeeeeeeé!

Ambrosía ignota dijo...

Este poema me re encanta es de Nicanor Parra

Notas de viaje

Yo me mantuve alejado de mi puesto durante años
Me dediqué a viajar, a cambiar impresiones con mis interlocutores
Me dediqué a dormir;
Pero las escenas vividas en épocas anteriores se hacían
Presentes en mi memoria.
Durante el baile yo pensaba en cosas absurdas:
Pensaba en unas lechugas vistas el día anterior
Al pasar delante de la cocina,
Pensaba un sinnúmero de cosas fantásticas relacionadas con mi familia;
Entretanto el barco ya había entrado al río
Se abría paso a través de un banco de medusas.
Aquellas escenas fotográficas afectaban mi espíritu,
Me obligaban a encerrarme en mi camarote;
Comía a la fuerza, me rebelaba contra mí mismo,
Constituía un peligro permanente a bordo
Puesto que en cualquier momento podía salir con un contrasentido.

Eva Magallanes dijo...

Bueno, después de leer a Bukowsky podemos experimentar como la extrema lucidez lleva a una máxima locura... ¿o es que son La Misma?,
un abrazo grande!

Ambrosía ignota dijo...

EVa

es la misma locura, todo trata en mi interior de olvidarme de todo. Así lo puedo resumir.

Te agradezco vengas a visitarme, no dejes de hacerlo. Abrazote