martes, 8 de marzo de 2011

Mujer

En la lluvia le hallé
Y andaba como quien regresa
apenas partiendo
feliz de tener un membrillo en su boca
Y de no encontrar palabras sueltas,
unidas a cada ráfaga de certeza.
Donde yace cercana y brota
su sonrisa inquieta
Toda junta entre mis manos
justa y sobria coincidía
en una poética de ironía y ternura
Y así es y serás: bella,
siempre eterna.





PD:PO

7 comentarios:

Susana Inés Nicolini dijo...

Bello!!! Bello!!!... Ambrosía verdaderamente. ¡enhorabuena por la poesía!
Un abrazo desde Buenos Aires

Melody Paz dijo...

OOOhhhh!!
Que bonito lo que has escrito, mi Sonrisota eres increíble, creo que cuando te hicieron a ti rompieron el molde.
Me ha gustado muchoooo,es fresco, tierno, con mucho amor.
Que más...
No sé bien a quien va dedicado, tengo temor de lanzar nombre,no vaya a ser que meta la pata, soy muy propensa a ello (sonrío pícara)
Pero que importa... pongamos que es anosotras, todas las Mujeres en general por ser nuestro día.
Siendo así, muchassss graciasss por esta belleza, lo voy a guardar sabes? con tu permiso para colgarlo en mi casita.
Ahí te va
Abrazoooooooooooooooooooo

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Aprecio haber encontrado este poema. El poeta comienza a despertar.
Un abrazo.

Ambrosía ignota dijo...

SUSANA

Agradezco tu visita, últimamente te he visto por acá y yo encantado. Qué rico eres de Buenos Aires.

hasta luego,

Ambrosía ignota dijo...

Melody

Eres muy amable y yo muy afortunado de contar con tus visitas. Sabes que siempre te espero. Tengo la buena vibra de leerte. Como dices somos del club de Sabines, eso me gusta mucho.

Todo lo que encuentres acá, estás letras mal o bien construidas de quien los quiera. Y feliz que tu quieras.

Beso y hasta luego,

Ambrosía ignota dijo...

Díaz-Escamilla

La distancia y los saludos que he dejado de escribirle, no los tomé como olvido, usted de siempre tiene toda mi admiración y es un honor leer sus comentarios acá

hasta una próxima.

Recomenzar dijo...

Extraordinario tu poema