jueves, 28 de julio de 2011

Ambrosía, mes de Julio de 2011

Tengo miedo de dejar pedazos tirados, lugares donde incluyo mis neuronas. Miedo de olvidar las tres noches que permanecí con Maren Krauske, miedo de olvidar verla caminar en Ebelá y de dejar perdida la charla que surgió. Tengo miedo de olvidar el restaurant cubano frente al hotel Xalapa, en Veracruz de México y de olvidarme que bailé hasta amanecer. Tengo miedo de ver a Maren en un instante cerca del atardecer en Playa Blanca, allá donde volví a nacer, al ver a Paula reír.

Tengo miedo de observar a Herber en sus fotografías aplazando lo que dejó olvidado en Xejuyú, y en los salones donde compartíamos en la Universidad; tengo miedo de hablar cada tres semanas con Abiel y que se percate de mí presencia con un enter. Tengo miedo de creer que Natacha me dejó el silencio, como cuando viaja de Florencia a Roma, de su boca a la mía. Tengo miedo de que Natalie sienta que lo mejor es dejarme ir y venir, con ella o sin ella. No sé, quizá tanta seguridad me entretiene y me tiene.

Tengo miedo de sentirme en un punto excéntrico al dejarme ir.
foto tomada por un horchata

Debo confesar, ese miedo de siempre lo descubrí y me asombra, no de estar solo o acompañado, si porque constantemente tengo miedo de que no me entiendan, cómo si los diálogos fueran completos ¡Dónde queda el sentido común y las vivencias previas!  Tengo miedo de escuchar los noticieros desde que el titular fue el cuerpo muerto de un amigo. Miedo de dialogar y ser catalogado, como si callarse fuera una opción de la naturaleza. Tengo miedo de creer en el miedo.

Hace dos años trabajo de codificador de un paciente que intentó decir algo y ahora tengo miedo de ceder la nueva metodología que diseñé, pues nació al brindarle 2 mil 600 horas ¡Así emergió y así es el conocimiento! ¿acaso existe otra forma? ¿Qué sería del tango sin su ausencia heredada o del Hip hop sin el idioma Kachiquel en Guatemala y de la poesía sin su eterno “opositor” Nicanor Parra? ¿Qué seriamos sin el otro, sin lo hallado?  Tengo miedo de ser el excéntrico y de ceder por completo lo que viví en la biblioteca.

Tengo tanto miedo, no de lo que decodifiqué, tengo miedo del jeroglífico que se auto-cedió la totalidad del derecho de autor. Tengo miedo, porque dejé la estructura y  ahora se mercantilizará a una organización reconocida.  Tengo miedo, porque razoné y sentí por horas. Ahora el azar y el destino, será para el que tiene oído de divo y parece tener visión oportunista de la masa, es decir, de la opinión general.

Tengo miedo de que Herber regrese a Suiza, de que me cuente su regreso y ver lo mucho que ha dejado de ser él, europeizado. Tengo miedo de Hallstamd y quedarme por comer raggmunk, de Savona y sus escenarios al aire, de Hallamds y del edificio Albatroz, de Paris y de la vez que me presentaron a Maren y de los seis meses que se ausento de mí y de su reciente mensaje privado en twitter. Tengo miedo del instante que caminó a la estación del tren y se marchó. Miedo, de que vuelva. Tengo miedo, desde que me enamoré de Paula. Tengo miedo desde que fui el amor de Verónica y le serví para fortalecer su matrimonio.
Figueres

Tengo miedo de entender que significa ser ciudadano del “primer mundo” e incluirme en los altos grados de ignorancia. Tengo miedo de salir de vacaciones de verano y olvidarme como lo hace Maren Krauske en sus viajes insistentes en tren ave, de Barcelona  a Madrid. Tengo tanto miedo de que Maren venga a Xejuyú a tomar fotografías y crea, no que vino a un “tercer mundo”, sino a la cuarta dimensión del Edén y que dicho lugar es una sensación digna de recordar en Starbucks. Tengo tanto miedo de creer que eso pueda suceder... 

Tengo miedo de olvidar Isla negra y su cielo abajo y encima, de Xejuyú y sus calles de tierra, de no encontrarme con la familia de Herber y comer Pulique, de ver la montaña; Miedo de olvidar Veracrúz  y en el anochecer no recordar a Jenny cuando me prestó su franela para evitar el frio que sabía tenía. Tengo miedo de olvidar hablar con mi papá a las 2 am., cuando me surge una idea, miedo de no saber de mi mamá a las 6pm donde quiera que yo exista, miedo de olvidar la sonrisa de mis hermanos, miedo de olvidar acompañarme de mi perro “pequeño” y mi gato “cookie”.

Tengo tanto miedo de olvidar que el punto excéntrico es mejor, quizá, porque no sé funcionar como eje, donde la mayoría endiosa a seres eternos y goza sin razonar. Tengo miedo de olvidar apoyar las proclamas en los “tres mundos” y en todos los idiomas. Me da  miedo olvidar a Chavez, porque es fuego y el sueño bolivariano es luz como Facundo Cabral, a Arbenz y el decreto 900, el Pop Wuh y a Asturias, a Alonso Quijano, a los hermanos Karamázov, de olvidar este mundo 2.0. Miedo de no saber el significado de mis amigos, de los amigos de ellos y de los que voy a conocer. Miedo de dejar de sentir y razonar… tan sólo instante.

Posdata:
Por cierto me gusta volar y porque en la vida acaricio un sueño: Viajo en Parapente a la constelación de Ambrosía, a hablar de Amor.

martes, 26 de julio de 2011

Figuras sin formas

Desperté poderoso,
confiado, y con voz baja
sentenciando un secreto recíproco
seguro de una etapa epistolar
de un epílogo de escenarios distintos
y contextos parecidos a una figura sin forma
a una luz sin aura
a una supervivencia con cubos redondos y sin sentido;
donde soy curioso sin ser morboso
donde soy y serás y estoy, 
estamos partiendo sin ganas de regresar.

… por qué tendría que ser sin querer,
si también existo en mí interior
si existen desganos y 
yo me escapo en un bostezo.
Si existen figuras sin formas
y ya me cansé sin querer...

- - - - - - - - -

Por hoy me quedé sin voz para grabar el texto de arriba. Estoy agotado de trabajar y estudiar, pero hay que comer a diario y distraerse un poco todos los días y comprar café aquí y allá y etcétera. Eso de no nacer en cuna de oro es terrible ¿Quién me mantiene? por favor jeje, Por lo pronto me prometo dormir  0_0

La siguiente canción es de mis favoritas. A Fito lo escucho horas y horas y muchas veces por temporadas.



Como vi a Beaclick, Lau y Melody Paz, subiendo canciones en su blog's, me animé jeje. 
Debo confesar, algún día cantaré como Fito, quizá, quizá, quizá, quizá, quizá en un día al revés. De momento llevo el pelo alborotado y visto de ajedrez, habrá que descifrar. Es un inicio.. sonrío.

viernes, 22 de julio de 2011

Huevos a la granja + caritas


Luisito cada tarde jugaba con sus legos en la mitad de la sala –era observado por los personajes de la televisión, es decir, él debía hacerse cargo de sus hermanos, pues su mamá trabajaba–, prefería los colores agua, los mismos los utilizaba para formar días perfectos.
– ¿Me das de comer? – decía Gabriela, hermana de Luisito.
Él siguió jugando, pero al unisonó se levantó, fue a la cocina y preparó 3 huevos, uno para Carlitos (3 años), uno para Gabriela (6 años) y uno para él (8 años).
–¡Carlitos¡ deja eso, son mis legos – le dijo a su hermanito desde la cocina, luego llegó, lo cargo, apoyándolo en su cintura y le lavó las manitas y después lo sentó en su sillita que, quedaba en la habitación. –Espera acá, ahora comeremos –. Fue a buscar a Gabriela al patio, pues ella siempre estaba disfrazándose con los zapatos de su papá y las blusas y vestidos de su mamá.
Hermanita, cuando seas grande te comprarás ropa y te harás actora como la chilindrina, pero deja eso, hice huevos a la granja.
No, yo no quiero ser actora, quiero ser Auditora, como Malena, la protagonista de la novela que miramos con mi mamá en la noche. – Bueno, está bien – exclamó Luisito.
Eran las 1:55 de la tarde y Luisito encendió la televisión para poner la caricatura “la casa voladora”. En ese mismo momento, Gabriela reclamó que su huevo era muy pequeño y que no le bastaría para quitarse el hambre feroz. Carlitos, también estaba molesto, por eso lloraba.
– ¡Bueno ya! – dijo Luisito, son huevos a la granja, porque no encontré sal ni mantequilla, y son a la granja, porque la mamita ­ gallina los abandonó, así que deben quererlos, a pesar de estar pequeños. 
De esa forma, Gabriela y Carlitos, después de la respuesta que, siempre esperaban de Luisito, solían calmarse.
Carlitos, balbuceaba a sus dos hermanos, porque el programa había iniciado.
Al percatarse, Luisito, les dijo, – ¡ahora regreso! –. Corrió a la cocina, sacó tres vasos, los llenó con agua del lavamanos, del cuarto de baño, y endulzó con demasiada miel; fue con sus hermanos y lo bebieron. Así era siempre. Los tres jamás vieron el final de los capítulos de “la casa voladora”, porque quedaban profundamente dormidos.
Cinco horas después, la mamá llegaba del trabajo y los encontraba sucios. Luisito, siendo el mayor se despertaba y decía  –mamá, comimos y jugamos y la pasamos bien ¿Cómo te fue? – Amor, no hables tan fuerte, despertarás a Carlitos y a Gabriela. Además, shhhhhh, te cuento, escucha, el domingo vendrán a tomarles fotos (de caritas) a los tres, pero tienen que bañarse, portarse bien, pero por ahora duérmete Luisito, te quiero mucho.
Llegó el domingo, los fotografiaron. Una semana después el fotógrafo llamó a la puerta, entregó el trabajo terminado a la mamá, ella colocó el cuadro en la pared  y los tres hermanitos se observaban curiosamente sorprendidos y alegres.

        Pasado un mes, Luisito, despertó en la madrugada, y pensó, cómo era posible que, la cara de él y de sus hermanitos se pudieran ver en un papel, además se preguntaba cómo le hacían para que los marcos donde estaban sus rostros fueran redondos. Se levantó, fue a la sala, se subió al sillón y desarmó el cuadro, desde entonces, supo que esas fotografías, no era del todo ciertas, pues eran rectangulares y él no permanecía limpio siempre y, que él casi nunca miraba al frente, como si fuera un espejo al que observaba. Y qué si él mira fijamente, es siempre al cielo, cuando juega legos, pues allí, él y sus hermanitos, hacen los días perfectos.
Acá no hay FIN, Luisito, ha seguido cuestionándose y con sus hermanos siguen durmiendo a las 15:07 horas, a veces sucios, a veces limpitos
Te quiero Luisito












Posdata
Me gustaría conocerles en una "fotografía" de niños.

martes, 19 de julio de 2011

viernes, 15 de julio de 2011

Casos y cosas de la casa

Sonrían



Me tocó reconciliar a la pareja del mini-film que dirigí –sonrío-, porque después del almuerzo que organizamos se tiraron los platos. Sintetizo la historia. Carmen se enojó, luego de creer perdido un dinero dentro de su casa (pero después lo encontró), de esa forma y con indirectas, saco uno a uno, a los invitados de la reunión en mención. 

Tal cual observaron, con la paranoia de Carmen me provocó obviar el tiempo. Debo confesar, me doy risa y penita, pero yo quiero que se rían de mi jaaaaaaja'  

Finalmente, Ronald, lavó platos –con cierto dejo de temor hacia Carmen jaaaja'- y yo me limité a grabar, con la “intención” de hacer la Paz, pero falló la reconciliación, solo me quedó el relax y la risa ...Hace unos días Carmen nos volvió a invitar a su casa, arrepentida de su error, pero nadie aceptó jaaaaaja, con justa razón. La comprendo, sufre de paranoia y sí llegase a ver esta publicación, me odiaría un poco más jaaaaaaaja’. 
_______________________________________________

Los auto-premios son regalos 
de mis discípulos ¿y? 

Comparto los regalos que he recibido de amigos bloguer@s. Algunos son presentes iguales, pero los mostraré en orden que me los dieron, hay otros que jamas fui a traer, pero no sabía su significado. Lau me dio tantos y yo sólo decía gracias, es que no entendía jeje. Ademas, coloco otros regalos (importantes) que me inventé y auto-premié, pero creo que también los recibí de ellos y me lo merezco -sonrío-.


Este es el regalo que siempre esperé de Julio Díaz Escamilla, el Sr. Esgrimista;
El nunca me regalo un bendito regalo en su blog y vive regalándolos jaja. Él es tan dadivoso con otr@s y quizá
presumido pero es el tipo más sensible que conozco, pero se hace el fuerte.

Mi regalo favorito  mmmmm la quiero es una gran persona
Melodía, Natalie

TORO SALVAJE, (aleas William Levy) sos el  más famosillo de
los blogueros y nunca mostraste su foto, para no ser un divo, pero ahora te descubrí.

Gracias por tu amor primitivo, Eva Magallanes,
soy tu marquez de Sade.

Me regalé la sonrisa de BeaCLICK, y
porque creo en ella.

Me regalé a ZAYI porque soy su admirador y lo que solicite.

Me regalé a Meme Vergara es muy interesante.

Me regalé a Caropp, porque soy su queridisimo.


Regalo de Sherezada, mi amiga que conquista en las madrugadas y 
aparece a cada que se le da la gana jajaja.



Xixe me hace pensar que la literatura es más
que amor y se lo agradezco


Cristofer es un asiduo infiel a mi blog jaja

Me regalé a Odry por sus historias luceras.


Regalo de Ginebra, esta mujer es fuego, quizá es mi locura
es que está re bonita ups.


Me regalé a Brenda Ladurie porque me gusta su pánico escénico.

Me regalé a Halcón Peregrino y sus historias hermosas
Me regalé a Lau, porque la quiero y me quiere tanto.

Me regalé a Cora y porque siempre habla cosas ricas jeje

Regalo de María Beatríz, mi amiga del alma.
Me cae re bien, tiene un estilo único de decir las cosas.

Me regalé a Muchita porque me gusta su esencia

Me regalé a Estrella, quizá algún día nos deje ver su rostro.

Me regalé a Brexa siempre aprendo de ella.


Aída está enojada porque no fui a la presentación de su libro
y ya no comenta mi blog, pero aun la considero amiga

Mixha Zizek es una amiga que estoy descifrando,
es un hermoso regalo leerla.
Marset me regalo su mejor poesía.

Noray es el mejor Haiku de esta historia.

Carmeloti es un hermoso tributo al amor y siempre da.

Nerim ha escrito relato mas tierno. Léan por favor:    

Duna es mi amiga del Alma, me sabe un mundo.
Me regalé Covalles,es tan bella por dentro y fuera. Soy su amigo 
Hattori Hanzo siempre sabe que cocinar en su blog,
pero jamas será buen catador de vino.

Me regalé a Blanca Estoy de paso porque me enseña a Amar la vida.

Me regalé a Paula, Verónica y Claudia, porque las amé con todas mis fuerzas

Regalo mi cuerpo fiel, pero soy leal sólo a una y
porque soy lo que la mayoría no se atreve a sentir.
Por tus decisiones sigo aquí, escúchame.


Lean instrucciones, pero hagan lo que quieran, seamos felices de llorar, de reír, de amar, de abrazar y de hacerle el amor al tiempo:

Paso 1: Hace este ejercicio en tu blog.
Paso 2: Deja un comentario no seas tacaña o tacaño.
paso 3: Hace lo que se te dé la gana.
Paso 4: Tenés que ser más crítico, no creas tanto.
Paso 5: Reíte de mi
Paso 6: Sí conoces a Pedro Almodovar, decile que existo y que me llamo Alejso. Qué tengo una historia y que lo conseguí. Qué hasta mi madre me llama Alejso.
Paso 7: Para tu conocimiento tengo un proyecto de comunicación qué pronto hará historia y lo sabrá el mundo entero.
Paso 8: Hace de esta historia una bolita de papel y contale a tu vecino.
Paso 9: Saludos a quien invento esto: YO (pend. próxima entrada)
Paso 0: Ambrosía, Te amo.

miércoles, 13 de julio de 2011

Me sabes a gloria

Todo me sabe a
tu nombre de una sola voz.
Es cierto,
a la franqueza vital
qué divide, resta, suma,
y se incorpora a
mi historia preferida.

Por eso tengo algunos recuerdos,
quiero decir,
el mediodía de tus ojos,
Los martes
cuando te haces coletas,
Las noches
de luna hasta quedarme ciego.
Los viernes de  tu sonrisa.
Las palabras de un sentir infinito.
Y quizás,
los no sé de tus indecisiones,
pero no importa.
A veces,
quiero la soledad que ocupas.
Qué decir,
tus gestos y los poemas de Girondo
me bastan al final del día.

Lo sabes,
puedo iniciar una y otra vez y
porque este cambio se repite:
Es cierto,
a cada instante,
Es decir,
con y sin intención
de las minúsculas y mayúsculas
de tu nombre entero.

Tengo más pensamientos que 
letras para este momento.
Escúchame,

sábado, 9 de julio de 2011

Facundo Cabral "este es un nuevo día"



Hasta luego Facundo Cabral

05:45 Gt. Fue asesinado Facundo Cabral en un ataque armado en la zona 12 de la capital de Guatemala y se convirtió en una estadística más del mundo, así de lamentable. De la voz de amigos y mi Padre me enteré como en los telenoticieros lo han expuesto muerto y estoy siendo testigo como las escenas se acomodan a la morbosa e insensata de lo que pasa a diario en estas regiones.  

El móvil fue una balacera cuando se conducían en auto, los indicios prevén que fue un hecho premeditado (así son los titulares). Él iba como copiloto y quien manejaba el auto era un empresario poderoso e iban con guarda espaldas, lo llevaban al aeropuerto, su rumbo sería Nicaragua (su último concierto) pero antes debía ir a Argentina para revisión médica. ...Lo curioso e irónico, a los demás no les pasó nada, sólo a Facundo Cabral. Así yace en una calle su cuerpo muerto. Así unos mal paridos lo entregaron. :(    

Saben, hace seis meses toqué fondo por diversas circunstancias. Pero cuando escuché a Facundo Cabral me hacía pensar que lo mejor estaba por venir y efectivamente así fue, lo único y constante es este presente. Recuerdo que estuve bien a partir de sus palabras “No estás deprimido, estás distraído”.  Ello me hacía sentir su amistad como ninguna. Siento la partida de su cuerpo vivo... claramente seguirá en quienes nos sentimos sus amigos.

Entre anécdotas que puedo contar, el martes 5 de julio se presentó en un concierto en Guatemala, tenía pensado ir, ya que mis amigos me querían pagar el boleto, pero por cumplir con algunas cosas de lugar no pude asistir. Les cuento lo anterior, porque amigos me decían qué, fuera y me escabullara a su camerino para entregarle mis escritos y que de pronto me dejaba declamar en el escenario con él. No, no me creo ningún famosillo, pero siempre hago cosas que la mayoría no se atreve a hacer. La idea nació de ellos, porque suelo imprimir y declamar (a ellos) mis poemas de la manera menos imaginable y en cualquier lugar donde exista. Es así como he logrado todo en mi vida, llámese estudio o trabajo (poco o mucho). Así he tenido como autoría mis mayores ridículos y aciertos. Experimenta y vivirás (...) 

Lo anterior es mi anécdota. Seguro cada uno de los amigos de Facundo Cabral, tenemos más de un recuerdo con él. Me gustaría que ustedes puedan escribir en comentarios algo que les recuerde a nuestro amigo.

Coincidencia, sólo la vida, Nosotros nos debemos al extravío hecho en el destinatario. 
Hoy tenemos una nueva estrella y porque claramente estamos conectados con el universo.

Posdata
Miguel Ángel Asturias "en Guatemala sólo borracho y loco se puede vivir".

jueves, 7 de julio de 2011

Tenés razón de irte

Qué modestia la tuya, de 
dejarme esa parte vacía,
entre mis dedos.
Tanta ternura te doy,
no me dejes una golondrina.
Además,
te quería dar de mi chocolate,
tiene forma de conejito.
Mirá, que mal podría hacerte,
ya ves, te pienso todo el tiempo

No te vayas,
pero…sabes qué ¡vete!
puedo escribir sin que me leas
quizá me conformaría.
¡Mentira!
jamás me bastaría sólo eso,
pero
sí te vas, lo respeto.

Entre tanta palabra hecha,
mi memoria se revuelve.
Sí, tenés razón de irte,
ve a dormir, es tarde,
sólo quería saber cuánto te extrañaría.
Sí, tenés razón,
no duermas sola, espérame.
Sí ella (o él) tiene la razón y además
la argumenta / recibe ese beso y cierra los ojos.
Escúchame,

martes, 5 de julio de 2011

Déjà vu

Me provocó descubrir las palmas de tus manos.
Me permití sentir, leyendo tus frases sinceras.
Recurrí a tus abrazos que describían tu cuerpo,
ellos exaltaban lo que alguien más subrayó,
dejándote libre de avatares,
indicándome cada parte de tu cuerpo para besar.

La sensación que dejan tus besos, lo reviví en sueños,
donde mis manos las utilizaba para andar
y tus muslos eran para abrazar. Entonces
mi lengua doméstica inerme respondía
a la espontaneidad.
No,
No decías nada,
yo leía y en las puertas del sueño,
entre abiertas, me confiabas sin miedo,
y tal vez era yo el inesperado, pero en ese
instante corriste, me cubriste de paz,
vistiéndome de asombro,
mostrándome tus alas que me acariciaban
y tu olor era el azahar.

Este el instante que utilizo mis manos y
pies para formarnos, cuando surge la duda
y porque me provoca responder al calor  
de tu espontaneidad.
Si supieras este instante que reviví y
este momento contigo, ese momento lo veo acercar
subrayado de avatares,
lo vuelvo a pasar y
lo vuelvo a vivir, de nuevo contigo:
es realidad, acércate, hagamos el amor ...déjà vu

Habla y cifra lo que sea, pero cuando vengas, 
coloca tus palabras e intereses a la voz de este cuerpo.

Escúchame,