jueves, 28 de julio de 2011

Ambrosía, mes de Julio de 2011

Tengo miedo de dejar pedazos tirados, lugares donde incluyo mis neuronas. Miedo de olvidar las tres noches que permanecí con Maren Krauske, miedo de olvidar verla caminar en Ebelá y de dejar perdida la charla que surgió. Tengo miedo de olvidar el restaurant cubano frente al hotel Xalapa, en Veracruz de México y de olvidarme que bailé hasta amanecer. Tengo miedo de ver a Maren en un instante cerca del atardecer en Playa Blanca, allá donde volví a nacer, al ver a Paula reír.

Tengo miedo de observar a Herber en sus fotografías aplazando lo que dejó olvidado en Xejuyú, y en los salones donde compartíamos en la Universidad; tengo miedo de hablar cada tres semanas con Abiel y que se percate de mí presencia con un enter. Tengo miedo de creer que Natacha me dejó el silencio, como cuando viaja de Florencia a Roma, de su boca a la mía. Tengo miedo de que Natalie sienta que lo mejor es dejarme ir y venir, con ella o sin ella. No sé, quizá tanta seguridad me entretiene y me tiene.

Tengo miedo de sentirme en un punto excéntrico al dejarme ir.
foto tomada por un horchata

Debo confesar, ese miedo de siempre lo descubrí y me asombra, no de estar solo o acompañado, si porque constantemente tengo miedo de que no me entiendan, cómo si los diálogos fueran completos ¡Dónde queda el sentido común y las vivencias previas!  Tengo miedo de escuchar los noticieros desde que el titular fue el cuerpo muerto de un amigo. Miedo de dialogar y ser catalogado, como si callarse fuera una opción de la naturaleza. Tengo miedo de creer en el miedo.

Hace dos años trabajo de codificador de un paciente que intentó decir algo y ahora tengo miedo de ceder la nueva metodología que diseñé, pues nació al brindarle 2 mil 600 horas ¡Así emergió y así es el conocimiento! ¿acaso existe otra forma? ¿Qué sería del tango sin su ausencia heredada o del Hip hop sin el idioma Kachiquel en Guatemala y de la poesía sin su eterno “opositor” Nicanor Parra? ¿Qué seriamos sin el otro, sin lo hallado?  Tengo miedo de ser el excéntrico y de ceder por completo lo que viví en la biblioteca.

Tengo tanto miedo, no de lo que decodifiqué, tengo miedo del jeroglífico que se auto-cedió la totalidad del derecho de autor. Tengo miedo, porque dejé la estructura y  ahora se mercantilizará a una organización reconocida.  Tengo miedo, porque razoné y sentí por horas. Ahora el azar y el destino, será para el que tiene oído de divo y parece tener visión oportunista de la masa, es decir, de la opinión general.

Tengo miedo de que Herber regrese a Suiza, de que me cuente su regreso y ver lo mucho que ha dejado de ser él, europeizado. Tengo miedo de Hallstamd y quedarme por comer raggmunk, de Savona y sus escenarios al aire, de Hallamds y del edificio Albatroz, de Paris y de la vez que me presentaron a Maren y de los seis meses que se ausento de mí y de su reciente mensaje privado en twitter. Tengo miedo del instante que caminó a la estación del tren y se marchó. Miedo, de que vuelva. Tengo miedo, desde que me enamoré de Paula. Tengo miedo desde que fui el amor de Verónica y le serví para fortalecer su matrimonio.
Figueres

Tengo miedo de entender que significa ser ciudadano del “primer mundo” e incluirme en los altos grados de ignorancia. Tengo miedo de salir de vacaciones de verano y olvidarme como lo hace Maren Krauske en sus viajes insistentes en tren ave, de Barcelona  a Madrid. Tengo tanto miedo de que Maren venga a Xejuyú a tomar fotografías y crea, no que vino a un “tercer mundo”, sino a la cuarta dimensión del Edén y que dicho lugar es una sensación digna de recordar en Starbucks. Tengo tanto miedo de creer que eso pueda suceder... 

Tengo miedo de olvidar Isla negra y su cielo abajo y encima, de Xejuyú y sus calles de tierra, de no encontrarme con la familia de Herber y comer Pulique, de ver la montaña; Miedo de olvidar Veracrúz  y en el anochecer no recordar a Jenny cuando me prestó su franela para evitar el frio que sabía tenía. Tengo miedo de olvidar hablar con mi papá a las 2 am., cuando me surge una idea, miedo de no saber de mi mamá a las 6pm donde quiera que yo exista, miedo de olvidar la sonrisa de mis hermanos, miedo de olvidar acompañarme de mi perro “pequeño” y mi gato “cookie”.

Tengo tanto miedo de olvidar que el punto excéntrico es mejor, quizá, porque no sé funcionar como eje, donde la mayoría endiosa a seres eternos y goza sin razonar. Tengo miedo de olvidar apoyar las proclamas en los “tres mundos” y en todos los idiomas. Me da  miedo olvidar a Chavez, porque es fuego y el sueño bolivariano es luz como Facundo Cabral, a Arbenz y el decreto 900, el Pop Wuh y a Asturias, a Alonso Quijano, a los hermanos Karamázov, de olvidar este mundo 2.0. Miedo de no saber el significado de mis amigos, de los amigos de ellos y de los que voy a conocer. Miedo de dejar de sentir y razonar… tan sólo instante.

Posdata:
Por cierto me gusta volar y porque en la vida acaricio un sueño: Viajo en Parapente a la constelación de Ambrosía, a hablar de Amor.

23 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Discúlpame, pero no se como puedes vivir con tanto miedo. ¿No temes al suicidio? Debes resolver lo de los miedos.

Un fuerte abrazo paisano.

Hasta pronto.

Respirando entre palabras. dijo...

Miedos que limitan y sueños de alto vuelo.
Vuela chico, nadie puede detenerte ;)
Besitos

Duna dijo...

No puedes vivir con ese miedo. Hay que soltarse, e irse desenvolviendo cada día y cada instante como se plantea.
Me ha gustado mucho visitarte y leerte. Te quiero mucho.
Besos

estrella dijo...

Hola Alejso!!

Dicen que el miedo es libre...
Y tú tienes la libertad de sentirlo,de vivirlo en tu piel,no debes temer al miedo,es algo natural que existe y nosotros estamos expuestos a él,por lo que conocemos o por lo desconocido,por lo que amamos o por lo que odiamos,pero siempre está presente y creo que es bueno porque así nos mantiene alerta,precavidos y llenos de intuición aunque sea fallida.

No tengas miedo a las relaciones, a las amistades que has tenido,a esas situaciones tan agradables,esos momentos nunca se olvidan y en el momento que escribes sobre ello,se quedan para siempre.

Sobre lo político no hablo,no me siento capacitada,cada cual que tenga sus ideas.

No tengas miedo de sentir...de vivir...

Un abrazo amigo!!

Trizbeth dijo...

Alee bonito! Estoy fuera de mi habitual morada y solo paso a decirte que te he leído y que tengo ganas enormes se volver a comentarte.

Sabes qué? Que en tu carta queda claro que lo menos que tienes es miedo!!!

Me encanta tu manera de expresar tus verdades y certezas, eres increíble!

Volveré! :)
Besos melocotones muacks!!

Ambrosía ignota dijo...

Aída -pluma roja-

Te prometo que No quiero suicidarme, lo menos que tengo es Miedo. Pero me encanta que vengas, ojala puedas venir de nuevo y leerme mejor. Sería genial. Te abrazooooooo

---------------------------------


AMIG@S


Respirando entre palabras,
Duna,
Estrella,
Beaaaaaclick

Ahora estoy trabajando, pero cuando regrese a casa contesto sus comentarios.

Hasta luegooooo.

Melodía dijo...

Cronopitooooooo holis!!
Estoy bien, cansadita, pero OK
Creo que lo que menos tienes es miedo, tal vez miedos comunes que todos tenemos: A la hipocresía, al olvido, a los justos, a la familia, a olvidarse de los sueños e ideales, a los amores que fueron y a los que pueden resucitar en tren ave, como si nada hubiera pasado, de creerle y etc...
Todos tenemos esos miedos tan nuestros y tan de uno.
Alguien que tiene temor de verdad y se encuentra paralizado por este, no lo dice, justamente por miedo... al que dirán, al no sé, al tal vez, al no me querrán y etc, etc.
Creo que eres muy valiente, porque hablas de ello.
Quieres que te diga un secretito, a Natalie le fascina tu punto excéntrico, diálogos, tus vuelos. Se imagino a ti como Dali con bigotitos y todo (sonrío) y a ella como Gala dejándose pintar. Segura y calma, piensa que el dejarte ir es solo una excusa para que la abrazes mucho cuando vuelvas.
Ya las conoces,tiene mucha imaginación y ama tu manera de amar!
BesitOOOOOOOs nocturnos y nonitos.

Sherezada dijo...

jajajaja

escribir sobre nuestros miedos solo para dejar claro que ni son nuestros ni nos da miedo... es raro, un escrito muy extraño, a decir verdad...

saludos!!

Ambrosía ignota dijo...

RESPIRANDO ENTRE PALABRAS

Los miedos son instantáneos y de ellos depende la decisión que tomemos, algunos atormentan, otros dan valentía, siempre son necesarios en la medida que los afrontemos y sepamos decodificar. Yo volaré chica, jeje, gracias por venir amiga, me encanta que vengas heeeeeee, me fascina. Besooooote.
-----------------------------------

DUNA

Amiga, son miedos de un segundo, tal cual vez, que siempre viviremos y nada nos permitirá dejar de hacerlo. La vida es así, llena de esos instantes, donde uno vuela y se vuelve a caer, pero seguimos y así como un verbo para la lealtad. Gracias por estar acá Duna, esta es tu casa y siempre estás en mi corazón. Te quiero mi amiga del alma.
-----------------------------------

ESTRELLA

Me quedo con esta frase “ el miedo es libre”, así lo creo, tal cual lo infieres. El miedo siempre cumplirá el rol que debe cumplir, ni más ni menos. Es un buen instrumento para demostrarnos que podemos hacer varias cosas, actuar y no actuar. Nos limita y nos da el alcance. Coloco el miedo como propio, pero es para que todos se identifiquen y lo lean en primera persona. Algunas vivencias son mías y otras de lo que observo. Es una forma de estar siempre presente y activo, porque me cuesta estar estático. Un abrazooooo Estrella, un placer mi amiga,
-----------------------------------

TRIZBETH

Beaaaaclick, que alegre que aparezcas, me gusta que así sea. Andas fuera de tu casa eh… ahora entiendo que andas medio desaparecida jeje. Espero vuelvas pronto. Y Gracias por leerme bien. Tal cual lo has dicho, lo menos que tengo es indecisión, el miedo tenemos lo todos, pero las decisiones que se toman después de ese instante nos hace fuertes o no en la vida. Te esperaré a que vuelvas, gracias por estar, eres muy importarte para este amigo tuyo. Un besoooo melocotona,
-----------------------------------

T

T

Melodía, mmm estás cansada, pero ya pronto llega el fin de semana y verás que pronto renuevas baterías. Por lo pronto que rico que vengas, me gusta ser exclusivo en tus ojos jeje, gracias por tu lectura. Gracias por venir y entender esta carta, eso mismo, miedo de olvidar de pronto que tantas cosas son importante recordarlas, pero sobre todo analizarlas para no cometer el mismo error varias veces.

Si tiene razón cronopita, cuando uno tiene miedo lo menos que hace es decirlo, sea bueno o malo, uno prefiere callarse, y ya después de un tiempo, uno sana, y hasta es un “pecado” no confesar ese santo.

El secretito de Natalie me gusta, yo confío en ella plenamente, es un amor tan puro, que a pesar de que a veces se profana y se vocifera, el tiempo no ha sabido separar de mi. Eso me llena en lo personal, todos los miedos fervientes huyeron cuando los acuerdos fueron palabras fieles que se siguen conservando tibias como seguramente lo son tus manos. Me gustó lo has dicho de Dali, eres tan perspicaz y no dejas de asombrarme, eso me llena.

Me quedó con “Segura y calma, piensa que el dejarte ir es solo una excusa para que la abrazes mucho cuando vuelvas.Ya las conoces,tiene mucha imaginación y ama tu manera de amar!” Tanta seguridad me retiene y me tienes.

Un besooote melodía, TTTTTTTTTTT hasta luego, gracias por llenarme de momentos, me gusta mucho.
-----------------------------------

SHEREZADA

Cuando una persona reconoce los miedos dejan de atormentarlos, creo que es válido y quizá ilógico dentro de los miedos, reconocerlos. Lo importante y debo reconocer qué, si te parece extraño por lo menos te hizo cabildear. En tus miedos tomas decisiones y entre los miedos, logras ver cuánta razón tienes de dejarlos ir. A decir verdad, a veces los puntos suspensivos dicen más, gracias por tu tiempo querida. Abrazooote
-----------------------------------

Meme Vergara dijo...

el miedo paralisa, así que afrontarlo, ponerle el pecho y seguir caminando, seguir volando, seguir hablan de amor.

Besos.

MUCHITA dijo...

Los miedos son obstáculos. Vencelos.

Besos mil.

Ambrosía ignota dijo...

MEME VERGARA

Sí, el miedo paraliza, lo bueno que en este texto, el miedo dura un instante. seguir seguir amiga, seguir con tus palabras.. jii beso
-----------------------------------

MUCHITA

Amiga si hablo de miedos y lo hago en primera persona es para que le pongas tu nombre o las veces que tuviste miedo. te prometo que yoyito es muy feliz jeje, te abrazooooooo.

Halcón peregrino dijo...

Todos los tenemos alguna vez y me parece bien identificarlos y volar alto para espantarlos. Me gustó leerte.

Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Lo del forma es una forma de decir...
Tú no tienes miedo.
Tú sabes lo que quieres y a donde vas.
Te felicito por ello.
Sigue volando por donde te apetezca.

Saludos.

MixeDesigns Lab dijo...

Pues creo que el miedo es necesario! ... todo está en el prisma como se mire: puede que nos empuje a conocer, a tratar de entender, a ser mejores, a descubrirnos. Todos en algún grado lo sentimos y lo importante es ser más fuerte que él! Me gusta mucho como te expresas! no te faltan palabras! un abrazo

Luís Coelho dijo...

Haverá alguem que queira esquecer-se dos bons momentos e do prazer que vivemos em cada dia..?

Gostei da tua escrita e voltarei cá mais vezes.
Não vais esquecer-me...?

María Beatriz dijo...

Los miedos son como dragones que parece van a engullirnos. Pero si te paras firme frente a ellos y los enfrentas te das cuenta que simplemente están hechos de humo...
Todos sentimos miedo alguna vez...

Me gusta leer lo que escribes.
Buen fin de semana!
Besos

El Sentir del Poeta dijo...

Querido amigo, todos alguna ves sentimos miedos, pero al miedo hay que enfrentarlo y así espantarlo.
me encanto tu texto.

Querido Amigo, Gracias por estar
……..Besitos……...
(¯`•.•´¯) (¯`•.•´¯)
*`•.¸(¯`•.•´¯)¸.•´
¤ º° ¤`•.¸.•´ ¤ °º ¤
……..Noemí……….
Que Dios te bendiga hoy y cada uno de tus días.

Trizbeth dijo...

Aleee ya he vuelto! ¿Me extrañaste? jaja eso espero!

Tu carta, siempre esperada, es parte de ti y de los que te leemos con los sentidos.

Preguntas tal vez, momentos de saber si la decisión es o fue la correcta, por supuesto ¿quién no? pero miedo no, escasos instantes de dudas sí, tú, yo, ellos, todos, eso sí Luisito ;)

Son tantas las cosas bonitas que tienes, que reconoces como valiosas, que pensar en perderlas también me daría temor.

Noto en esta carta que sigues volando y hablando de amor, y es ahí donde leyendo se concluye que no hay miedo, que eres tú y tus certezas, tú y tu hermosa realidad, tú y tus deseos negados para probarte que no tienes miedo de que vuelva, sino de que no se quede...

Me gustan tus fotos, todas dicen mucho, todas son increiblemente consecuentes con tus letras y sentir.

Nombres que van y vienen, unos conocidos, otros nuevos, y todos hacen interesante esta carta, aportan experiencia propia al relato y así sentimos frío en México, vemos sonreir a tus hermanos, conversamos con tu padre o sabemos de tu madre, imaginamos a Herber en su primer mundo (jeje) a Abiel más concentrado que un político el día de elecciones, nos sentamos en Starbucks a beber frappuccino mmm y vemos a Maren tomando fotos en sus vacaciones y tal vez no queriendo marchar, en fin vivimos por tus escritos y a la vez pensamos en como nos parecemos a él o nos diferenciamos.

A propósito de tu carta y sabiendo que no es miedo -sonrio-, te dejo esta canción pues pensé en ella mientras leía, y me gusta un montón, hace un tiempito estuvo colgada en mi blog, es animosa y preciosaaa!

Eso te dejo como regalo de fin de semana!

http://youtu.be/yuOciTdYCl4

Besosssv y encantadaaaaa membrillo de estar por aquí ;)
Beíta Melocotona

Maren Krauske dijo...

Mis viajes deben hacerse pero tu vas en ellos, quiero recuperar lo sentido...Je t'embrasse ma vie...

Et si tu crois que j'ai eu peur c'est faux, je donne des vacances à mon coeur, et si tu crois que c'est fini, jamais!!
(Garou y Celine me ayudan con la canción)
Bisous
MK

http://www.youtube.com/watch?v=5LGgvaM5fr4&feature=youtube_gdata_player

Alondra dijo...

¡Hola! después de semejante confesión supongo que ya no tendrás miedo a reconocer que tienes miedo...
Si te sirve de consuelo todos tenemos algún miedo lo importante es aprender a dominarlo para que no lo huelan, de lo contrario te arrancan el corazón.
Saludos cordiales

Hattori Hanzo (el sartenista) dijo...

Julio se va, nos deja recuerdos y a mi la costumbre de preguntarme que me traerá el nuevo mes, no te parece que un mes es como una vida entera, pasan tantas cosas, y al mismo tiempo es tan corto.

Saludos

Hattori

zayi dijo...

Yo sólo vivo con un sólo miedo...pero creeme, supera a todos los tuyos y cuando se hace grande, ya no se para...no le temo a la muerte, ni al destino, ni al futuro, ni a ponerme vieja...hay una sóla cosa a la que temo...una y no más.

Un besito.